Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP abandona el trasvase del Ebro y apuesta ahora por las desaladoras

El Gobierno valenciano dice ahora que no otorgó "absoluta prioridad" al proyecto

El trasvase del Ebro ya es historia para el PP. Carlos Floriano, portavoz de Medio Ambiente de los populares, aseguró que su partido, mientras estuvo en el Gobierno, otorgó “absoluta prioridad al trasvase del Ebro”, pero a continuación añadió que, en la actualidad, hay “unas desaladoras que no se van a achatarrar”.

Las declaraciones de Floriano sentaron fatal en el PP valenciano, que está evitando desde hace meses referirse al trasvase para no incomodar a sus compañeros de Aragón y que se limita a reivindicar el Plan Hidrológico Nacional. De hecho, desde el Consell tampoco se reivindica el trasvase cuando reclaman mejoras hídricas para la Comunidad Valenciana. Las palabras de Floriano, además, son inoportunas para el número de la candidatura del PP por Valencia, Esteban González Pons. Este, en su época de consejero de Medio Ambiente en el Consell de Francisco Camps, paralizó la desaladora que construía el Gobierno de Rodríguez Zapatero en Torrevieja y llegó a referirse a estas instalaciones como “nucleares del mar”.

Durante un debate abierto sobre el agua en el Colegio de Ingenieros de Caminos celebrado ayer en Madrid, Floriano invitó al resto de partidos políticos a llegar a un pacto nacional del agua y la aprobación de los planes hidrológicos de cuenca.

Tras el revuelo que provocaron sus palabras, especialmente en la Comunidad Valenciana y en Murcia, Floriano, que también es secretario de Comunicación de su partido, remitió a última hora de ayer un comunicado en el que corregía sus declaraciones anteriores. Agarrándose al clavo del pacto nacional del agua matizó que debían formar parte del mismo “trasvases, desaladoras y todas las fuentes del agua”. Una aclaración que no cambiaba en nada su postura inicial. No enmendaba su afirmación de que el trasvase del Ebro ya no tenía futuro ni su apuesta por las desaladoras.

"El agua no debe utilizarse más como arma de confrontación política", afirma el portavoz de Medio Ambiente

Floriano, que ocupa el número uno de la candidatura del PP por Cáceres, reclamó que “el agua no se utilice más como arma de confrontación política ni electoral”. Una afirmación que contrasta con la belicosidad con que han venido empleándose sus compañeros valencianos desde hace años. El Consell financia fundaciones favorables al trasvase del Ebro, mantiene suelo reservado por si en el futuro se construye la infraestructura y cuenta con una consejería de Agricultura y del Agua.

Sin embargo, la apuesta del portavoz de Medio Ambiente de los populares va en dirección contraria. Floriano considera necesario un mix de agua adecuado. El portavoz del PP lamentó que España no cumpla con los compromisos europeos ni en depuración ni en materia de unidad de cuenca, en un país con zonas que sufren escasez de agua y épocas de inundaciones y se quejó de la “situación caótica de las desaladoras”.