Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López recela de los planes de Otegi

El líder ‘abertzale’ elogia en una carta la decisión de ETA de dejar la violencia

Ampliar foto

Apenas unas horas después de que el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, dejara entrever que Arnaldo Otegi “sería bien recibido si camina en la buena dirección”, el propio líder de la izquierda abertzale, encarcelado en la prisión de Logroño por el caso Bateragune, difundió una carta publicada en la página web de la organización radical en la que acusa de inmadurez a los partidos políticos por pedir la disolución de ETA, que entiende como una prueba del “miedo” ante el “nuevo escenario” en el País Vasco. El lehendakari, Patxi López, replicó que las palabras de Otegi suponen la vuelta a “planes que nos han enfrentado en el pasado”

Otegi expresa en su extenso mensaje el agradecimiento a ETA —a la que denomina organización, a secas— por la postura “valiente”, dice, de poner fin definitivo a la violencia, ya que así avala la apuesta por las vías políticas de la izquierda abertzale. En su opinión, este movimiento político ha “cumplido” con su promesa de “traer la paz”.

El dirigente abertzale emplaza al Gobierno central a que termine con las “conculcaciones de los derechos civiles y políticos” en el País Vasco. Y muestra respeto por “todos los que han sufrido y sufren las consecuencias de la violencia”, aunque sin citar expresamente a las víctimas del terrorismo, al tiempo que manda un “emocionado recuerdo a los compañeros” fallecidos.

Ares: “Inmaduro’ es que se haya tardado 30 años en pedir a ETA su cese”

Otegi felicita al lehendakari, Patxi López, por haber planteado para la futura convivencia la necesidad de “memoria, justicia y verdad”. Patxi López cree, en cambio, que las interpretaciones del líder abertzale suponen la vuelta a “planes que nos han enfrentado en el pasado” y atribuye su encarcelamiento a la consecuencia directa de su “connivencia con ETA durante muchos”, según manifestó en una entrevista en TVE.

El lehendakari recordó que “lo que está exigiendo la sociedad vasca es la disolución definitiva de ETA porque eso sí que ayudaría al nuevo tiempo”. Una respuesta que para Arnaldo Otegi responde al “miedo” de los partidos políticos al nuevo escenario.

El exportavoz de Batasuna señala en su carta que tuvo que vencer la resistencia de algunos “cuadros y militantes” en su propósito de “sustituir una estrategia de carácter político-militar por una estrategia que se desarrolla única y exclusivamente por vías pacíficas y democráticas”.

Las reacciones críticas del lehendakari, Patxi López, a las posiciones defendidas por Arnaldo Otegi se unieron a las del consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, que no dudó en calificar de “inmaduro” que “aquellos que se autodenominan radicales abertzales no le pidan a ETA que se disuelva como hacemos los demás y haya tardado 30 años en reclamarle a ETA que debía abandonar todas las actividades terroristas”.

El Gobierno foral de Navarra mantuvo esa misma línea en su argumentación. El vicepresidente primero del Ejecutivo, el socialista Roberto Jiménez, respondió a Otegi que “inmaduro es que exista ETA”. En su opinión, se trata “del único retal que queda de la Transición, de la dictadura; eso es inmaduro”, subrayó.