Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orange Market logró beneficios del 88% con la Generalitat

Por un acto de la Consejería de Territorio y Vivienda obtuvo 40.733 euros habiendo invertido 7.349

Orange Market, la empresa valenciana de la trama Gürtel que gestionaba Álvaro Pérez, El Bigotes, a quien el expresidente de la Generalitat Francisco Camps llamaba “amiguito del alma”, lograba márgenes de beneficio muy poco comunes contratando con la Administración autonómica.

Un informe de la Agencia Tributaria incorporado recientemente al sumario del caso Gürtel, basado en documentación intervenida a la red corrupta, desvela que por ejemplo Orange Market invirtió 9.626 euros para llevar a cabo la labor de relaciones públicas en el Open de Tenis celebrado en 2005, patrocinado por el Consell, y facturó 81.700. Es decir, ganó 72.074 euros, lo que representa un margen de beneficio del 88%.

 No fue la única ganancia que la empresa de El Bigotes logró del torneo de tenis: el acto de presentación costó 27.000 euros mientras que los costes para la firma se quedaron en 13.000.

Por un acto de la Consejería de Territorio y Vivienda obtuvo 40.733 euros habiendo invertido 7.349. Y por otro de la Consejería de Infraestructura y Transporte logró 44.533 euros habiendo puesto 7.932. Llama igualmente la atención en el estadillo intervenido a la trama y adelantado hace unos días por Público, el hecho de que para elaborar unos vídeos para Vaersa, la empresa pública dedicada a proyectos ambientales, Orange Market se gastó 58.216 euros (9,6 millones de pesetas) y facturó 145.125 euros (21,1 millones de pesetas).

En la muy disgregada investigación del caso Gürtel, repartida entre varios tribunales debido a la presencia de políticos aforados, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano solo ha aceptado investigar la contratación de la trama con la Generalitat relativa a las ferias de turismo Fitur de cinco años. Y ello porque se han hallado indicios de que en dicha contratación habría intervenido la entonces consejera de Turismo, Milagrosa Martínez, hoy diputada de las Cortes valencianas y por tanto aforada. El resto de contratos que el Consell firmó con empresas de la red violando aparentemente la normativa de contratación de la Administración fueron reenviados en mayo al magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira. El juez no aceptó, sin embargo, ese reenvío y ha pedido al Tribunal Supremo que decida quién debe investigarlo.

La documentación incautada a la trama revela que por el expositor valenciano de Fitur del año 2005, Orange Market se embolsó 801.724 euros, cuando según sus propias cuentas había invertido 515.192 euros.

Es destacable, aunque las cantidades que representaron fueron mucho menores, que la firma de Álvaro Pérez cobró por otros dos conceptos relacionados con Fitur: por una parte, por lo que denomina sin más precisión “extras Fitur 2005” (7.960 euros habiendo invertido 5.857 euros); y por otra, por una celebración descrita como “Fitur 2005, Fiesta Posada de las Ánimas” (aparentemente un local de Madrid cercano a la calle Génova) que costó a las arcas públicas valencianas 4.414 euros y en la que Orange Market gastó 2.404 euros.

En el caso de otro acto, que aparece reseñado como “Feria Valencia CVT” en referencia probablemente al Consorcio Valenciano de Transporte, la empresa de El Bigotes multiplicó por más de tres lo que había invertido: se gastó 48.099 euros y facturó, en cambio, 215.517 euros.