Equo quiere que los partidos paguen por sus miembros corruptos

La asamblea constituyente del nuevo partido verde aprueba por consenso su programa electoral

Juan López de Uralde, candidato de Equo a la presidencia, junto al resto de candidatos provinciales al 20-N.
Juan López de Uralde, candidato de Equo a la presidencia, junto al resto de candidatos provinciales al 20-N.GUILLERMO NAVARRO (EQUO)

Si un cargo público se ve envuelto en un caso de corrupción que le cueste una multa o las costas judiciales, su partido tendrá que pagarlas también. Esta medida para el autocontrol de las formaciones es una de las iniciativas más originales que ha aprobado la asamblea constituyente de Equo, que terminó ayer. Otras propuestas inéditas apuntan a un horizonte con solo dos sistemas educativos: público, con financiación de las Administraciones, y privado, con dinero exclusivamente particular, y un cambio de modelo energético que cierre las centrales nucleares en 2020 y que solo produzca energía 100% renovable para 2050.

Muchos de los socios y simpatizantes de Equo, la novedad verde y ciudadana para el 20-N, que se citaron este fin de semana en la madrileña localidad de Rivas-Vaciamadrid eran votantes de izquierda en busca de partido. Cuatro meses después de su creación, tienen candidatos en 40 provincias, listas electorales paritarias en cremallera y un programa electoral aprobado por consenso. También tienen aspectos que pulir, como la metodología de los talleres del fin de semana, que recordaba a las asambleas del Movimiento 15-M donde se debatía largamente sobre cómo debatir.

En el proceso de creación de Equo no ha faltado el desacuerdo, como se hizo patente en algunas discusiones del fin de semana. El momento de mayor tensión llegó con la reivindicación de los socios catalanes de constituir mesas territoriales para tener representación en la mesa federal, en el marco del acuerdo de no competir con ICV en Cataluña. Al final llegó el consenso y la sala rompió en una larga ovación.

Programa electoral aprobado por consenso

El programa electoral, que se aprobó por consenso a mano alzada tras revisar una a una las 140 propuestas presentadas, gira en torno a tres ejes: economía y sociedad, democracia y derecho, y sostenibilidad ambiental. Introduce apuestas como una reducción de la jornada laboral para garantizar el pleno empleo y la conciliación entre vida laboral y personal, un sistema fiscal que grave las emisiones contaminantes y las transacciones financieras, y la creación de empleo en sectores como las energías limpias.

El reto, como señaló la número dos por Madrid y exdirigente de IU, Inés Sabanés, es conseguir "la reacción ciudadana". "Con nuestras discrepancias y nuestro debate abierto queremos expresar que hay otras campañas posibles y otra forma de hacer política", reivindicó la también coordinadora de la campaña. A largo plazo, Sabanés tendió la mano a otros partidos de izquierda -con la condición del "respeto mutuo"- más allá del 20-N, porque con la victoria del PP prevé que "quedará mucho por hacer para cambiar esta barbarie que se está instalando en Europa y en este país".

La asamblea de Equo se ha dedicado a lo suyo. "Es absurdo dedicar tu discurso a hablar de otros", explicó a este periódico Juan López de Uralde, fundador del partido y exdirector de Greenpeace España, en referencia a las críticas que les ha dedicado Cayo Lara, de IU. "Nosotros estamos a nuestro rollo", ahondó en el tono natural que caracteriza al partido. "No queremos ser un partido de 'y tú más'. Criticaremos las políticas, pero no los partidos", prometió.

“Somos personas que queremos recuperar el control, que han tomado los mercados”, declaró López de Uralde al cierre de la asamblea. Como advirtió, no domina “el tono mitinero”, pero arengó a los suyos con un “a por ellos”. "Equo va", respondió al unísono una eufórica sala.

Decálogo del cargo público

La asamblea de Equo ha aprobado diez normas irrenunciables para sus candidatos al Congreso y al Senado, en su apuesta por la transparencia y la lucha contra la corrupción. Estos son los mandamientos que deberán cumplir:

  1. Atender y desarrollar todas las tareas derivadas del cargo para el que sean elegidos de manera activa y diligente.
  2. Promover y fomentar la participación ciudadana y la transparencia en las instituciones.
  3. Llevar a las instituciones propuestas ciudadanas y de organizaciones sociales que trabajen con el horizonte de sociedad que Equo quiere construir.
  4. Llevar a cabo una labor parlamentaria transparente, directamente a través de internet y presencialmente de manera periódica, convocando asambleas publicas abiertas a la ciudadanía en las circunscripciones electorales correspondientes.
  5. Los cargos electos que fueran imputados por corrupción o por alguno de los delitos que van contra el ideario de Equo pondrán su cargo a disposición del partido inmediatamente.
  6. Uso eficiente y austero de los recursos públicos, que se emplearán solamente en beneficio de la ciudanía.
  7. Incompatibilidad del cargo de diputado o senador con cualquier otro trabajo remunerado.
  8. Denuncia pública de cualquier acto irregular de fraude, corrupción o despilfarro de recursos públicos.
  9. Publicación de su patrimonio antes y después de la legislatura, estando accesible a lo largo de toda la legislatura, y renuncia a cualquier prestación económica vitalicia derivada de su cargo.
  10. Publicación  accesible y continua de toda su agenda (actividades realizadas, personas con las que se reunan, temas a tratar, etc.) y economía (nóminas, cobros de terceros, compras de cierto nivel, etc.) durante el ejercicio de su responsabilidad pública.
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS