Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar acusa al Gobierno de "suplicar" el anuncio del fin de ETA

El expresidente critica a Bildu que despliega "un proyecto totalitario" y no condena el terrorismo

Los populares centran las ponencias del cónclave en empleo, democracia, bienestar y Europa

José María Aznar (izquierda) conversa con Mariano Rajoy antes de su discurso en la convención del PP en Málaga.
José María Aznar (izquierda) conversa con Mariano Rajoy antes de su discurso en la convención del PP en Málaga. REUTERS

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, ha aprovechado su discurso de apertura en la convención nacional del PP, para criticar al Gobierno en su política antiterrorista y ha acusado al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero de "suplicar" el anuncio del final de la banda terrorista: " Derrotar a ETA significa que no se suplique cada día a la banda terrorista que por favor haga algún gesto, alguna declaración, algún documento, algo que se pueda llevar al próximo mitin y que justifique la colección de cesiones que se le están regalando".

Encuesta

Por motivos informativos la encuesta ya está cerrada al voto

¿Cree que beneficia a Rajoy que Aznar haya incluido a ETA en la precampaña?

  • 0%
  • No 0%
  • Ns/Nc 0%

Esta encuesta no es científica, responde tan sólo a las respuestas de los lectores que desean exponer su opinión.

Las críticas a Bildu tampoco han faltado en el discurso: "Derrotarle es que no pueda desplegar su proyecto totalitario en las instituciones vascas y navarras con una coalición que no condena el terrorismo", ha dicho.

El exdirigente popular ha recordado la política antiterrorista que desde sus años de Gobierno hizo: "Se habla del final de ETA. Eso es lo que queremos, y antes que muchos otros fuimos nosotros los que creímos y dijimos que podíamos acabar con ETA mientras otros se apuntaban a aquello que llamaban el empate infinito".

Aznar ha dicho que poner fin a la banda implica igualmente que el perdón es un derecho que sólo corresponde a las víctimas y que no se puede ofrecer nunca como moneda de cambio. "Derrotar a ETA -ha proseguido- significa no convertir a Bildu en los hombres de paz del momento porque no lo son". El expresidente ha tenido palabras de recuerdo a José María Martín Carpena, concejal popular asesinado por ETA en 2000 en Málaga.

"Le pedimos a Aznar que no crispe"

Después de meditar si las acusaciones del expresidente del gobierno sobre las supuestas intenciones del Gobierno socialista con respecto a la banda terrorista ETA merecían una respuesta contundente, la cúpula socialista decidió optar por el perfil bajo, informa Anabel Díez. Así, el responsable parlamentario de Interior y miembro de la ejecutiva federal, Antonio Hernando, decidió pedir a Aznar en una breve comparecencia “que no crispe”.

Rajoy saluda al público en la convención del PP en Málaga, rodeado de Cospedal, Aznar y Arenas. ampliar foto
Rajoy saluda al público en la convención del PP en Málaga, rodeado de Cospedal, Aznar y Arenas. REUTERS

“El Partido Socialista no acostumbra a contestar a los expresidentes del gobierno. Pero en esta ocasión, las declaraciones de José María Aznar merecen una breve declaración por nuestra parte. La lucha antiterrorista va muy bien, y por lo tanto le pedimos al señor Aznar que no crispe. Y que no entorpezca la unidad de los partidos democráticos, que está consiguiendo acabar con ETA.”

Esto fue todo. Otra cosa hubiera sido si esas críticas en relación a la lucha antiterrorista las hubiera vertido el presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy.

Una herencia "mucho peor"

En materia económica, el presidente de honor del PP ha dicho que la herencia que va a recibir Mariano Rajoy es "mucho peor" que la que tuvo él cuando llegó a La Moncloa en 1996, pero ha expresado su confianza en el partido para volver a poner a España "en el camino del éxito" y sacarla "del paro masivo, del retroceso social y del deterioro institucional".

Además, ha subrayado su apoyo y su confianza en Rajoy, cuya "serenidad, experiencia y buen sentido" son "sólidos avales" para que España recupere la confianza perdida, y suponen "la primera garantía para el Gobierno que necesita" el país.

"Nunca se supo de nadie que viniera a Málaga a pasar frío", ha dicho Aznar al principio de su discurso para ironizar sobre el calor que hace en el abarrotado pabellón del palacio de ferias y congresos de la ciudad andaluza. El expresidente ha estado acompañado en primera fila del auditorio por Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal y Ana Botella. Otros protagonistas de la convención que flanquean al exdirigente popular.

Los populares, al igual que hizo el PSOE el pasado fin de semana, que confió en sus dos presidentes en democracia, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, para animar el acto de inauguración, acuden también al único jefe del Gobierno que han tenido hasta ahora. Junto a él, van a intervenir esta tarde la coordinadora de la campaña, Ana Mato, y tres dirigentes locales, como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el primero en intervenir, ha calificado la convención como la más importante de la historia del PP y de España. "Hay una política errática y la consecuencia es el paro", afirma. El alcalde malagueño atribuye los buenos resultados del PP a la buena gestión de los alcaldes.

Lógicamente, el broche final de la convención lo pondrá el candidato a la presidencia, Mariano Rajoy, con un mitin el último día, el sábado a las 11.30 horas. Antes, intervendrá también el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, el líder de la región donde se celebra el cónclave.

En esta convención, que permite al PP abrir el debate que sobre su programa electoral para la campaña del 20-N (aunque no se cerrará en este cónclave), los populares sacarán a desfilar todo el poder político acumulado. Por eso, mañana está prevista la intervención en el plenario de los 12 presidentes autonómicos (solo hay cinco comunidades donde el PP no gobierna), en dos sesiones de mañana (12.00) y tarde (17.30), bajo el título de "El compromiso de un proyecto para todos".

Seis ponencias en cuatro plenos

Además, la organización ha programado seis ponencias, que se celebrarán en cuatro plenos y que están unidas bajo el epígrafe común de "Lo que España necesita" y que estarán a cargo de destacados dirigentes del partido:

Estabilidad y las reformas del empleo. Comenzará el mismo viernes a las seis de la tarde y contará con la intervención del coordinador de Economía y Empleo, Cristóbal Montoro.

Política europea y la proyección exterior. El coordinador del programa electoral, Baudilio Tomé, presentará una hora y cuarto más tarde este debate.

Comprometidos con el bienestar. Correrá a cargo del vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons y se celebrará el viernes por la mañana, en la segunda sesión plenaria.

La Administración, motor de cambio. Será la intervención, a la una de la tarde, del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, el único de los ponentes que no tiene una responsabilidad en el aparato del partido.

Una democracia ejemplar. Ya en la tarde del viernes, a las cuatro, llegará la intervención de la portavoz del Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría.

Educación, camino de oportunidades. Dos horas después, tras la intervención de los últimos presidentes autonómicos, cerrará las ponencias el portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero. 

Más información