Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANIFESTACIÓN DE RECHAZO AL CAMBIO CONSTITUCIONAL

Miles de personas marchan contra la reforma de la Constitución

La protesta de Barcelona arranca con la irrupción de un grupo de indignados al grito de "menos pactar y más luchar"

Manifestación contra la reforma constitucional en Madrid. Ampliar foto
Manifestación contra la reforma constitucional en Madrid.

Un día antes de la votación en el Senado de la reforma de la Constitución para imponer la estabilidad presupuestaria, los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, se han echado a la calle en varias ciudades para reclamar un referéndum sobre el acuerdo aprobado el pasado viernes en el Congreso mediante un acuerdo entre PSOE y PP. La marcha de Barcelona, que terminó súbitamente, fue una de las primeras en arrancar. Empezó con la irrupción de un grupo de indignados que gritaba "menos pactar y más luchar" y que exhibía una pancarta, unos metros antes de la cabecera, con el lema "deja el sindicato, únete a la lucha". La marcha de Madrid, en la que se oyeron gritos de "Constitucionalizar la pobreza no" o "Mi constitución la voto yo", la encabezaron los sindicatos convocantes y la cerraron Izquierda Unida, el PCE e Izquierda Anticapitalista. 

En Madrid, el secretario general de Comisiones Obreras (CC OO), Ignacio Fernández Toxo, propuso, en declaraciones antes de comenzar la marcha, que el próximo 20 de noviembre se coloque una tercera urna en la que la ciudadanía pueda votar la reforma constitucional. Cándido Méndez, líder de UGT, pidió a los ciudadanos que "no hagan caso a la guerra de cifras [sobre la participación en la marcha] para legitimar la reforma". Según sus cálculos, participaron unas 25.000 personas, que han coreado consignas que aludían a un golpe de Estado. La empresa de medición Lynce rebaja, sin embargo, la asistencia a 4.843, según Efe. Algunos cantaron "hace falta ya, hace falta ya, una huelga contra el PP".

El recorrido de los congregados en Madrid, que es el colofón a un apretado calendario de protestas, fue rápido. En alrededor de media hora llegaron desde la plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol, donde los actores Mónica García y José Gamo leyeron un manifiesto en el que se explicaba por qué protestan, y calificaban la reforma de "antidemocrática". Su mensaje fue "así no", y también, "esto no". Se refieren al fondo y a la forma en que se ha cuajado el cambio Constitucional que limita el déficit público, tramitada por el procedimiento de urgencia, sin apenas debate parlamentario y sin referéndum. Junto a los líderes sindicales estuvo el portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

El Movimiento 15-M, que había convocado una marcha a la misma hora, pero con distintos lemas, llegó a Sol por la Carrera de San Jerónimo (paralela a la calle por donde transcurrió la manifestación sindical), cuando se estaba leyendo el comunicado. Entre sus consignas, llevaban pancartas que rezaban "Sindicatos, gracias por venir".

La manifestación de Barcelona la había convocado la plataforma Prou Retallades (basta de recortes), integrada por sindicatos, asociaciones y entidades sociales, con el apoyo de Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya (cuyos diputados se ausentaron el viernes de la votación en el Congreso). Los indignados criticaron a las centrales sindicales pero también corearon el lema de la marcha "jo vull votar (yo quiero votar)". 

Los sindicatos crifraron la asistencia a la manifestación barcelonesa en 20.000 personas que corearon "quiero votar contra la reforma". Entre los manifestantes cundió la indignación con un grupo que irrumpió en la cabecera a la voz de "que no nos representan", uno de los principales lemas de los indignados del 15-M.

La marcha acabó súbitamente a 200 metros del lugar donde estaba previsto el final. Nadie sabe muy bien por qué. La irrupción de un reducido grupo de indignados que se anticipó a la pancarta unitaria, órdenes de la policía por razones de seguridad, una asistencia menor de la prevista eran algunas de las teorías que barajaron los organizadores. Ni siquiera los portavoces de CC OO y UGT sabían el por qué de que la marcha haya terminado en la oficina de Correos, al final de la Via Laietana, y no en Pla de Palau, justo enfrente de la delegación del Gobierno.

Alrededor de 200 personas participaron también en la movilización convocada por CC OO, UGT y USO en la céntrica Plaza Moyúa de Bilbao. Los secretarios generales de los dos principales sindicatos, Unai Sordo y Dámaso Casado, encabezaron la concentración, que transcurrió sin incidentes, informa Juan María Gastaca.

En Valencia, concentrados en la calle de Colón, los sindicatos valencianos lamentaron las dos ocasiones en las que los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, han llegado a acuerdos: “Para distribuirse las cajas de ahorros y privatizarlas luego. Y para modificar el artículo 135 de la Constitución y así calmar a los mercados”. El pacto que modifica la Carta Magna fue calificado de "inaceptable", informa Josep Torrent Badia.

Pero los más ruidosos de la concentración, que transcurrió sin incidentes y congregó a cerca de 1.000 personas, fue sin duda un grupo de representantes del Movimiento 15-M que, megáfono en mano, lanzaron reproches a los sindicatos mayoritarios. “Hace falta ya, una huelga general, y UGT y CC OO no la quieren convocar”, corearon ante la mirada los sindicatos convocantes.

En Alicante, los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, con el apoyo de otros partidos como Izquierda Unida y colectivos republicanos y progresistas lograron reunir a casi un millar de personas, según los organizadores, y 500 según la Policía Nacional.

En Palma de Mallorca, los sindicatos UGT, CC OO, USO y STEI-i crearon una cadena humana para unir las sedes del PP y el PSIB por el centro de la ciudad, en la que se enlazaron unas 300 personas, informa Andreu Manresa. En la otra capital balear, Ibiza, fueron unos 70 los manifestantes.

Unas 400 personas, según fuentes de la Policía, se han convocado en Valladolid bajo el lema "Reforma constitucional = Recortes sociales. No al reformazo". Los manifestantes han partido hacia las ocho de la tarde de la céntrica plaza de Fuente Dorada de la capital castellano-leonesa, donde comenzaron las protestas del Movimiento 15-M de Valladolid, que convocó la marcha, informa Efe.

También hubo concentraciones y actos de protesta en Aragón, Cantabria, Murcia, La Rioja y Galicia.

Más información