Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez archiva la causa de Bárcenas y sostiene que apartó al PP de Gürtel

Pedreira considera que los delitos fiscales que se le atribuyen al extesorero del partido han prescrito y que no cometió cohecho al no ser funcionario público

El juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, que aún instruye el caso Gürtel, ha archivado la parte de la causa referida al extesorero nacional del PP, Luis Bárcenas. El magistrado considera, después de más de dos años de mantener imputado a Bárcenas, que los indicios detectados a lo largo de la instrucción no sostienen la imputación de delitos contra la Administración Pública, de fraude fiscal y blanqueo de capitales de los que se le acusaba. Considera que el fraude fiscal que se le atribuye, presuntamente cometido entre 2002 y 2003, habría prescrito, mientras que interpreta que la posibilidad de haber cometido un cohecho se diluye ya que, “como senador, Luis Bárcenas no puede realizar actuaciones que comprometan a la Administración Pública, pues esto solo lo puede hacer la propia Cámara y no él a título individual”. Pedreira compara el caso de Bárcenas con el de Ricardo Costa, diputado del PP en las Cortes de Valencia, y recuerda que el Tribunal Supremo sostuvo que Costa no podría cometer cohecho por su puesto en el parlamento valenciano.

Tampoco son válidas para el juez las atribuciones de las siglas L. B. al extesorero, en referencia a varias cantidades de dinero (cerca de un millón de euros) entregadas por la trama. Según apunta el magistrado, en un auto firmado a finales de julio y conocido ayer, en el informe de la policía “existen otras personas a las que podría corresponder esa inicial”. Por el contrario, el juez describe a Bárcenas como el descubridor de la malevolencia de la trama que lideraba Francisco Correa y le atribuye el distanciamiento del PP con las empresas corruptas a partir de 2003. “Las relaciones entre Correa y Bárcenas eran malas. Bárcenas advirtió de la conducta irregular de Francisco Correa y la conveniencia de apartar a Correa y sus empresas de las relaciones con la Dirección del Partido Popular”, asegura el auto de sobreseimiento que, en cualquier caso, es recurrible. “El que transmite la necesidad de negarse a Correa es Luis Bárcenas”, sostiene el juez, quien a continuación intenta quitar todo el valor a la grabación incorporada al sumario en la que Correa le contaba a un amigo: ‘Ya te he dicho que yo le he llevado a Bárcenas, a su casa y a Génova, 1.000 millones de pesetas por adjudicaciones de obras de la época de [Francisco Álvarez] Cascos”.

El juez señala: “El que organiza el malentendido de haber abonado mil millones a Bárcenas es el propio Francisco Correa, aunque luego lo negase ante el Instructor y dice que eran beneficios para el Partido Popular, que le ahorró en eventos mucho dinero y beneficios”. Y concluye: “Las relaciones entre ambos eran muy malas”, insiste Pedreira, que destaca como “evidencia” el “despido del hermano de Luis Bárcenas de la Agencia de Viajes” de Correa.

Pedreira esgrime que Bárcenas avisó de la conducta irregular de Correa

El auto dictado por Pedreira responde a la solicitud de sobreseimiento formulada por el letrado del extesorero del PP el 1 de junio. A esta solicitud se unió el propio PP, personado en la causa, que sostuvo, apoyando la petición de archivo, que “el material incorporado podría llegar a permitir el planteamiento de infinitas hipótesis, elucubraciones y valoraciones subjetivas, pero resulta patente la ausencia o inexistencia de elementos de convicción objetivos con los que poder sostener en su caso una acusación tan grave como la que se pretende”.

Según el auto hecho público ayer, Bárcenas ha acreditado, tanto ante el Supremo como ante el propio Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el pago de los viajes que contrató con la empresa Pasadena Viajes y otras agencias vinculadas a la trama de corrupción. En consecuencia, para el juez, “no existe prueba de que tales pagos hayan sido abonados por el propio Grupo Correa”. Y aún en el caso de que los hubiera pagado, según Pedreira, “sería irrelevante que se le hubiese invitado a dichos viajes”, puesto que entonces Bárcenas no ocupaba ningún cargo público.

La Fiscalía Anticorrupción ya ha anunciado que recurrirá el auto

La resolución del magistrado del Tribunal Superior de Madrid también hace referencia al préstamo que pidió Bárcenas para su antecesor, Rosendo Naseiro. La policía sostuvo, por el contrario, que Bárcenas utilizó esa operación para blanquear dinero de la trama Gürtel. En opinión de Pedreira, Luis Bárcenas solicitó un préstamo, de 330.000 euros, que “ni se ha acreditado que careciera de sentido, ni se ha demostrado que fuera inveraz”. La Fiscalía Anticorrupción ya ha anunciado que recurrirá el auto, según Efe.

Antonio Pedreira sigue instruyendo el caso Gürtel porque fue el abogado de Bárcenas, entre otros, quien recurrió la decisión de trasladar la causa a la Audiencia Nacional después de que los tres diputados autonómicos del PP que estaban imputados (Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco) perdieran su acta de parlamentario tras las últimas elecciones de mayo.

El juez Pedreira, a punto de perder su competencia sobre la causa, ha dictado estos autos donde concluye que “prevalece el principio de presunción de inocencia” en beneficio de Bárcenas. “Los indicios inicialmente apuntados no han sido confirmados. Por ello, debe accederse a lo solicitado y acordarse el sobreseimiento de las actuaciones para el señor Bárcenas”, seañala.

Quien controló las finanzas del PP durante años dejó su cargo de tesorero en julio de 2009, después de que el Tribunal Supremo le incluyera entre los imputados del caso Gürtel. Su vinculación a esa trama provocó tensiones en el PP, en el que su secretaria general, Dolores De Cospedal, desempeñó uno de los papeles más beligerantes en su contra. En abril de 2010, Bárcenas se dio de baja como militante del PP, pero no abandonó su escaño de senador por Cantabria.

El magistrado también ha decidido archivar la causa contra el exconcejal popular en el Ayuntamiento de Estepona Ricardo Galeote, al entender que los indicios contra él “no han alcanzado la solidez y contundencia incriminatoria”. Y hará lo propio con el exdiputado nacional, Jesús Merino, según fuentes judiciales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >