_
_
_
_

Zapatero afronta hoy su último debate con el apoyo de PNV y CC

El presidente presenta un decreto para ahorrar 5.000 millones

Luis R. Aizpeolea
Los portavoces de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, y del PNV, Josu Erkoreka, en el Congreso.
Los portavoces de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, y del PNV, Josu Erkoreka, en el Congreso.BERNARDO PÉREZ

José Luis Rodríguez Zapatero afronta hoy el que será, casi con toda probabilidad, su último debate general como presidente del Gobierno, y también la última oportunidad del presidente del PP, Mariano Rajoy, de exponer ante el pleno del Congreso sus medidas frente a la crisis, antes de la disolución de las Cámaras. Además, el último debate de esta legislatura (aún habrá plenos de control), al centrarse en la crisis financiera, se convierte en todo un símbolo político de los últimos cuatro años, tras un verano en el que se han condensado todas las turbulencias financieras posibles —entre ellas, el récord de la subida de la prima de riesgo española—, que han obligado a Zapatero a ofrecer una explicación a la Cámara sin esperar al período de sesiones.

Zapatero acompañará esa explicación de una respuesta, con el decreto que el Consejo de Ministros aprobó el viernes, cuyo objetivo es garantizar el cumplimiento del compromiso de déficit por parte del Estado y estimular la confianza en los mercados y que hoy pretende convalidar en la Cámara.

Un decreto que se traduce en medidas dirigidas a la reducción del gasto farmacéutico, al estímulo de la venta de viviendas (con la reducción del IVA de un 8% a un 4%) y el adelanto parcial del pago del impuesto de sociedades, cuantificadas en un ahorro de 5.000 millones para las arcas del Estado. Y que han encontrado una respuesta desigual en los grupos parlamentarios.

No obstante, el Gobierno da por seguro que el decreto saldrá convalidado del pleno del Congreso de hoy con el apoyo del PNV y de Coalición Canaria. Todo apunta a que CiU y el PP se abstendrán. La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, calificó ayer las medidas del paquete de “incoherentes e inconexas”. También ERC e IU se mostrarán críticos con esta batería de decisiones.

El debate, al ser el último de la legislatura (al margen de los plenos de control al Gobierno), va a estar teñido por el clima de precampaña electoral en que ya está instalada la política española, aunque hoy Rajoy no tendrá enfrente al que será su principal contrincante el 20-N. De ahí que, más allá de la convalidación de las nuevas medidas del Gobierno, el debate se extienda a la actitud del Ejecutivo y los partidos sobre el conjunto de la crisis financiera.

Tras la grave crisis que Europa ha vivido este verano, Rajoy tiene imposible responsabilizar a Zapatero de la crisis global, pero en vísperas de las elecciones acusará al Gobierno de “pasividad” y “desacierto” en sus medidas contra la crisis.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las medidas del decreto de ajuste

El Gobierno rebaja el IVA que se aplica en las compraventas de viviendas nuevas. El tipo pasa del reducido (8%) al superreducido (4%). La medida solo se aplicará durante cuatro meses, hasta el último día del año.

Para reducir el gasto farmacéutico, desde ahora los médicos tendrán que recetar por el principio activo del medicamento y no por la marca. Las farmacias estarán obligadas a dispensar la marca más barata correspondiente al principio activo.

Las empresas deberán pagar una parte mayor del impuesto de sociedades por adelantado. Las empresas pagan un 21% en los tres pagos de cada año y ahora abonarán hasta 2013 el 24% las que facturen entre 20 y 60 millones y el 27% las que tengan una cifra de negocio superior.

Zapatero, además de analizar la grave crisis financiera, manifestada este verano, y sus consecuencias, también pondrá énfasis en cómo la gravedad de la crisis ha obligado a que los países que marcan la pauta en Europa, Alemania y Francia, avancen en un objetivo que el Gobierno siempre ha considerado clave para responder a la crisis económico-financiera: la unidad fiscal europea, así como el compromiso de gravar las transacciones financieras.

También se defenderá de las críticas de “pasividad” de Rajoy con el argumento de que el Gobierno ha logrado, por su actividad durante este verano, que el Banco Central Europeo comprara deuda española, con lo que rebajó la tremenda subida de la prima de riesgo española de primeros de agosto.

Dado que los principales motores de la Unión Europea, Alemania y Francia, no apuestan por la emisión de eurobonos como medida para asegurar la estabilidad financiera, el presidente del Gobierno, previsiblemente, no se referirá a esta cuestión, en su intervención, pero sí lo hará el representante del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_