_
_
_
_

Salt convoca un pleno de urgencia para vetar nuevos centros de culto

Torramadé (CiU) suspende durante un año la concesión de licencias PxC ha convocado una manifestación contra el proyecto de una mezquita

El alcalde de Salt (Girona), Jaume Torramadé (Convergència i Unió) convocó ayer de urgencia un pleno extraordinario, que se celebrará el próximo miércoles, para suspender durante un año la concesión de licencias para centros de culto en el polígono de Torremirona. La medida cierra las puertas a las aspiraciones de una comunidad evangélica —la Holy Ghost Fellowship International, que proyectaba construir un templo en Salt— y ajusta mucho los plazos para que dos entidades magrebíes —Al Hilal y Magribins per la Pau— logren levantar una mezquita sobre los terrenos que han comprado en el polígono.

Estas dos entidades lograron en marzo un certificado de compatibilidad urbanística que tiene una vigencia de seis meses, por lo que caduca en septiembre. Si logran presentar el proyecto a tiempo, la operación de Torramadé no tendrá efectos sobre el proyecto de la mezquita. Pero si se retrasan, el terreno adquirido, de 900 metros cuadrados, quedará inutilizado para usos religiosos. La decisión del alcalde de CiU llega tras semanas de presiones de la xenófoba Plataforma x Catalunya, que ha convocado una manifestación contra la mezquita el próximo día 27.

 El terreno de 900 metros cuadrados quedará inutilizado para usos religiosos, al menos durante un año, el plazo en el que en principio estaría vigente la suspensión de licencias. La comunidad evangelista, que solicitó su licencia hace unos días, no podrá construir su iglesia durante este periodo.

Torramadé defiende que la urgencia en la convocatoria del pleno se debe a la necesidad de resolver unas alegaciones presentadas por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) a un expediente de modificación de créditos. Torramadé argumenta además que es necesario evaluar si es una buena decisión trasladar los centros de culto a un polígono industrial.

El anterior gobierno, dirigido por la alcaldesa del PSC Iolanda Pineda, decidió, tras negociar con las comunidades religiosas de Salt, y en cumplimiento de la Ley de Centros de Culto de la Generalitat, vetar los usos religiosos en el centro de Salt y, al mismo tiempo, permitir que se pudiesen construir centros de culto en Torre Mirona.

Torramadé quiere revisar esto: “Hay que estudiar con detenimiento si la construcción de centros de culto en este polígono beneficia la actividad industrial”, declaró el alcalde. Fuentes de la oposición indicaron, sin embargo, que la intención del alcalde es prohibir cuanto antes la construcción de centros religiosos en Torremirona y enviar el mensaje de que “ha hecho todo lo que ha podido para evitar la mezquita”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El proyecto de construcción de la mezquita ha generado intensas polémicas en Salt. Fue el propio Torramadé el que anunció la compra del terreno por parte de las entidades marroquíes en el último pleno, después de echarle en cara a la exalcaldesa Iolanda Pineda que no lo hubiese anunciado en su momento. Pineda, por su parte, reprendió al alcalde por albergar en su muro de Facebook un enlace a una entrevista manipulada por un blog en la que un imán anunciaba, supuestamente, que en Salt se construiría la mezquita salafista más grande de Europa.

El partido xenófobo Plataforma per Catalunya ha convocado para el próximo día 27 una manifestación en contra de la mezquita. El líder de la formación, Josep Anglada, ha anunciado su asistencia. María Osuna, la única concejal de PxC en Salt tras la dimisión de la semana pasada de Joana Martínez tras recibir presiones porque su novio es camerunés y del otro regidor, Carles Bonet, opinó ayer que la iniciativa de Torramadé “se queda corta”, y que la manifestación anti-mezquita se mantiene.

CIU, que gobierna en minoría con nueve regidores, necesita dos votos para aprobar la suspensión de la otorgación de licencias. Carles Bonet, que dimitió porque en su partido le exigían ser “muy radical” con el tema de la inmigración, votará a favor de la propuesta del alcalde. Martínez no había tomado una decisión todavía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_