Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presupuesto andaluz para 2012 volverá a decrecer por tercer año

La consejera de Hacienda asegura que las prestaciones sociales no se reducirán

Por tercer ejercicio consecutivo, el presupuesto de la Junta de Andalucía para 2012 volverá a sufrir una nueva reducción. Así lo anunciado a EL PAÍS la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo. Sin embargo, habrá que esperar a lo largo del mes de septiembre para conocer con exactitud el porcentaje y la cuantía de la caída de las cuentas andaluzas para el próximo año, en el que se celebrarán las más reñidas elecciones autonómicas de la historia de Andalucía.

“Es muy probable que el presupuesto de la comunidad sea contractivo”, aseguro ayer Martínez Aguayo, quien afirmó no disponer por el momento de datos cerrados para cuantificar la disminución del límite de gasto. Hacienda espera tener el próximo mes los datos definitivos de las entregas a cuenta del Estado a la comunidad.

Esta será la tercera vez en la que los presupuestos andaluces bajarán. Los de 2010 sufrieron un recorte del 0,1% (26,3 millones de euros menos que en 2009). Los de 2011, en vigor, descendieron un 6,1%, es decir, 2.055 millones de euros menos, aunque este porcentaje es mayor, ya que a mediados de julio la consejera de Economía y Hacienda anunció un nuevo recorte por la caída de ingresos en 513,4 millones de euros y el aumento en 239 millones de euros en gasto de personal. El ajuste del presupuesto actual vendrá, como viene ocurriendo desde que las cuentas menguan por la crisis, de las partidas previstas en inversión (161 millones) y del ahorro del gasto farmacéutico (se reducirá en 197 millones).

El hecho de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya anunciado la celebración de las elecciones generales el próximo 20 de noviembre obligará a la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado. Según Martínez Aguayo esta decisión no influirá en el presupuesto andaluz. “La prórroga de las cuentas estatales es indiferente porque nuestros fondos están ligados al modelo de financiación”, dijo la consejera de Hacienda.

Cuentas a la baja

Desde que comenzó la crisis, a mediados de 2008, los presupuestos andaluces no han dejado de bajar.

Las cuentas de 2009, crecieron un 5,6%, un crecimiento que se debió al endeudamiento. De no emitir deuda, solo hubieran crecido el 0,58%.

En 2010, los presupuestos decrecieron por primera vez en su historia (0,1%). El descenso fue mayor debido a los ajustes durante ese año.

En 2011, el presupuesto andaluz cayó un 6,1%, con un descenso de la inversión del 24,2%.

A la hora de elaborar el próximo presupuesto, Martínez Aguayo tiene clara su prioridad: mantener el gasto social, es decir, las prestaciones en educación y sanidad sin recortar ninguno de los servicios que ahora se dan. “Si eso se mantiene habrá que reducir de otras partidas”, afirma la consejera sin dar muchos detalles. No obstante, las inversiones públicas volverán a ser las sacrificadas, según avanzó el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a principios de agosto.

“El gasto social vinculado a las prestaciones no se va a reducir”, insistió Martínez Aguayo, quien negó que a la hora de elaborar el proyecto de ley de presupuestos tenga en cuenta la cercanía de las elecciones andaluzas de 2012. “No estoy pensando en un presupuesto electoralista”, enfatizó.

Para reducir el gasto, Aguayo ha propuesto el cierre de edificios administrativos por la tarde. Ahora, las sedes oficiales como Torretriana, donde trabajan 1.600 funcionarios, no abren los miércoles por la tarde. El ahorro anual de esta medida, sobre todo por el menor consumo de energía, es de dos millones de euros. “A los sindicatos les parecerá razonable”, opinión la consejera, quien recordó que otros gobiernos están optando por “poner gente en la calle”.

En cuanto al cumplimiento del objetivo del déficit para este año, Aguayo reconoció que “es difícil de cumplir, aunque no se puede saber hasta terminar el año completo”, cuando están previstos los ingresos por la liquidación de fondos europeos y por la venta de edificios de la Junta. El compromiso de estabilidad presupuestaria para 2011 es del 1,3% del PIB, aunque en el primer trimestre del año —último dato disponible—, Andalucía había llegado al 0,7%.