Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno arremete contra Cospedal por el conflicto de las farmacias

Sanidad recuerda que Barreda pagaba a los farmacéuticos de Castilla-La Mancha

El Gobierno del PP dice que Barreda no frenó el gasto y en 2011 se "ha consumido" el presupuesto

El PSOE propone que la región pague la factura con los 350 millones que recibe del Ejecutivo

El Ejecutivo ha arremetido contra la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, por el impago de 125 millones de euros a los farmacéuticos que ha acabado con una convocatoria de huelga en cuatro de las cinco provincias de la región. El secretario general del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos, se pregunta por qué, desde que el Gobierno autónomo recibió las competencias en 2002, "ha podido pagar con regularidad las facturas y ahora no es posible". Ya ha habido respuesta del Gobierno del Partido Popular, que responsabiliza a José María Barreda de no frenar el gasto durante el inicio de la crisis, por lo que en 2011 se "ha consumido" el presupuesto.

La cuestión es negociar con los farmacéuticos cómo hacer frente a la deuda para que puedan cobrar

José Martínez Olmos, director general del Ministerio de Sanidad

"Nada de lo que sucede en este momento en situación preelectoral está exento de intencionalidad política", ha advertido el secretario general de Sanidad, que ha señalado que hay dos posturas posibles: la del Gobierno, que defiende la sanidad pública, y la de "otros que están planteando que la sanidad es insostenible y no tiene solución". "Entiendo que a veces hay dificultades, pero la cuestión está en negociar con los farmacéuticos cómo se puede hacer frente a la deuda para que puedan cobrar", ha insistido, antes de subrayar que algunas administraciones priorizan el pago a las farmacias igual que hacen con las nóminas de los funcionarios.

Martínez Olmos ha repasado las medidas puestas en marcha por el Gobierno para que las comunidades puedan hacer frente al pago de servicios sociales, como el apoyo a los medicamentos genéricos o la implantación de una línea de crédito ICO para pagar a proveedores, y ha insistido en la importancia de "sentarse a negociar" para resolver el problema. Por el momento, unas 700 farmacias (la mayor parte de las boticas castellanomanchegas) se han rebelado contra los impagos de la Administración. Se exponen a multas de hasta 15.000 euros.

Que coja las riendas del Gobierno y deje de llorar por las esquinas

Matilde Valentín, portavoz de Asuntos Sociales del PSOE

La Junta de Castilla-La Mancha, por su parte, ha contraatacado con duras críticas a la gestión de Barreda. La actuación del anterior presidente de la Junta, según el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz fue "un despropósito y de una "incapacidad ética que roza la inmoralidad". Pese a que la crisis comenzó en 2007, el anterior Gobierno "no frenó" el gasto, sino que lo aceleró hasta que en 2011 "se ha consumido" el presupuesto asignado para la Consejería de Sanidad, ha puntualizado. Y las farmacias, según Echániz, no son una excepción.

Castilla-La Mancha, por lo tanto, pide a los farmacéuticos que valoren las soluciones que propone el Gobierno de Cospedal. Para el consejero, el cierre de los negocios es un "error" y los farmacéuticos "son los paganos" de la situación que ha heredado la Junta del Ejecutivo de Barreda, al que ha acusado de "profunda irresponsabilidad".

El Partido Socialista ha planteado, por su parte, la posibilidad de que Cospedal emplee los 350 millones de euros que la región recibe del Gobierno central todos los meses para pagar la factura farmacéutica,  como hizo Barreda durante su mandato.

La portavoz de Asuntos Sociales del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Matilde Valentín, ha aconsejado a Cospedal "que coja las riendas del Gobierno y deje de llorar por las esquinas y de culpar a otros".

La diputada socialista ha expresado la "sensación" de que Cospedal está siguiendo la misma política de Galicia, Madrid o Valencia, y ha recordado que Núñez Feijoó retiró en Galicia el complemento a más de 50.000 pensiones contributivas. También ha criticado la subida de sueldo a los jefes de gabinete y algunos altos cargos, una decisión que ha comparado con la situación de las ayudas económicas a viudas. Valentín considera "preocupante" que la Junta no haya pagado el primer semestre de 2011 a aquellas con la pensión más baja y las no contributivas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información