Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE exige al Obispado de Málaga que devuelva 16 millones a Estepona

Los socialistas instan a que se reintegre parte de la llamada Herencia Nadal

En 1973, doña Catalina Nadal Guerrero, una acaudalada señora de Ontinyent (Valencia) que falleció sin dejar descendencia, legó a varias fundaciones unos tres millones de metros cuadrados de terreno en Estepona (Málaga). La voluntad de la donante era que esas fincas junto al mar y los beneficios que generaran con su venta se utilizaran para dar estudios a las mujeres del pueblo, ayudar a personas sin recursos y sufragar, entre otras acciones, “obras de tipo cultural, social y religioso de la parroquia de Los Remedios” de la localidad.

Desde entonces, la llamada Herencia Nadal, codiciada por muchos, ha supuesto para Estepona un quebradero de cabeza que resurge periódicamente. El último episodio sucedió ayer. El PSOE, principal grupo de la oposición, registró una moción para que el pleno municipal exija al Obispado de Málaga que “de manera inmediata” devuelva unos 16 millones de euros que, según los socialistas, deberían estar ingresados en la cuenta de la parroquia de Los Remedios para uso benéfico en el templo y en los residentes en Estepona.

Los fondos forman parte de los ingresos que recibió la Iglesia por la venta en 2005 de su parte de la Herencia Nadal al grupo turístico Globalia, de Juan José Hidalgo. En virtud de las disposiciones del testamento de Catalina Nadal, la parroquia recibió su dinero, unos 18 millones, en 2008. De esta cantidad, el Obispado, según el PSOE, ingresó un 10% en concepto de canon parroquial.

Sin embargo, aquellos no fueron los únicos fondos que se llevó la diócesis. Los socialistas denuncian que el Obispado “de forma unilateral, ha ido haciendo traspasos hacia el llamado Fondo Diocesano de Ayuda, de modo que en las cuentas de la parroquia esteponera solo quedan 1,8 millones de euros, el 10% de la cantidad total inicial que le correspondía.

El PSOE pretende que el pleno inste al obispo de Málaga, Jesús Catalá, a que “de manera inmediata reponga el dinero traspasado” al Fondo Diocesano de Ayuda en las cuentas parroquiales. Además, piden al Ayuntamiento, gobernado desde el pasado mayo por José María García Urbano (PP), que emprenda “todas las actuaciones, incluidas las judiciales, para preservar el legado y la herencia que le corresponde al pueblo de Estepona”.

La Herencia Nadal estuvo administrada inicialmente por el padre Manuel, párroco de Estepona. Tras el fallecimiento de este sacerdote en 1988, y de acuerdo con el testamento, el siguiente albacea fue el entonces obispo de Mallorca, Teodoro Úbeda. Este firmó un convenio en mayo de 1992 con la Universidad Pontificia de Salamanca y el Ayuntamiento de Estepona para recalificar los terrenos y crear la primera universidad privada del sur de España. Sin embargo, la promotora buscada por la Conferencia Episcopal quebró de forma fraudulenta y la mitad de los terrenos quedaron en manos de Unicaja.