Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba saca la campaña a la calle

El candidato del PSOE elige Soria para ensayar un nuevo estilo para comunicar su programa

El exministro defiende la actuación de las Fuerzas de Seguridad en el 15-M

El candidato del PSOE a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha elegido Soria para ensayar un nuevo estilo de campaña, más cercana al ciudadano. El aspirante socialista no tiene intención de hacer una “campaña al uso”, aseguran en su equipo electoral, sino que quiere hacer “su campaña”, adaptada a su estilo y con la que se sienta cómodo. Rubalcaba prefiere así restar protagonismo a los mítines y apuesta por sustituir el atril en las plazas de toros por las plazas públicas para presentar su programa. El paseo de esta mañana por las calles sorianas en compañía de su alcalde, Carlos Martínez, y del secretario general del PSOE en Castilla y León, Oscar López, ha servido como banco de pruebas para perfilar la precampaña y abordar los siguientes actos del candidato a lo largo del verano.

La elección de Soria no es trivial. La ciudad es la única capital de provincia de Castilla y León que el PSOE ha logrado mantener tras las elecciones del 22 de mayo. Su alcalde, Carlos Martínez, ha revalidado su mandato con mayoría absoluta. Rubalcaba es meticuloso a la hora de elegir sus apariciones. No fue casualidad que su primer acto público tras el anuncio de adelanto electoral fuera con las víctimas de accidentes de tráfico. El exministro del Interior se siente orgulloso de su trabajo en materia de seguridad vial. Rubalcaba se ha decantado por Soria para su segunda aparición “por la relación personal e institucional” que le une al alcalde, un ejemplo de que “se puede ganar trabajando bien”

En su recorrido a pie el candidato ha podido poner en práctica dos de sus lemas de campaña, “escuchar y explicar”. Varios sorianos se han acercado a saludarle y felicitarle por su trabajo y también a darle ánimos. Una señora le ha deseado suerte. “La voy a necesitar”, le ha respondido Rubalcaba. En su visita al mercado ha conocido de primera mano los problemas que acucian a los comerciantes. No todo han sido alabanzas. Algunos, apartados del cerco de periodistas y de los grupos de curiosos que se agolpaban en torno al exvicepresidente, sorprendidos de encontrárselo paseando por la ciudad, han aprovechado para criticar su gestión en el Gobierno. Es el riesgo que se corre al sustituir los aplausos fáciles de los mítines por el encuentro directo con los ciudadanos.

En una conferencia de prensa en la Plaza Mayor –también al aire libre- el candidato ha abordado la crítica situación por la que pasa la prima de riesgo y ha advertido de que “si se prolonga en el tiempo dañaría la economía europea y española”, aunque se ha mostrado convencido de que el ataque de los especuladores a la deuda española será pasajero. En este sentido también ha instado a la Unión Europea a que “actúe más deprisa para resolver cuanto antes” el rescate a Grecia. Para el candidato, las prioridades de España deben ser “cumplir con los objetivos de déficit, terminar con la reestructuración del sistema financiero y adoptar medidas para que el crecimiento económico se traduzca en creación de empleo”.

Aunque de puntillas, no ha eludido pronunciarse sobre las cargas policiales del 15-M. Subrayando en todo momento que el asunto ya no le atañe porque “hace un mes que dejé de ser ministro” ha defendido el trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado. “Si las manifestaciones son pacíficas, como cuando yo era ministro, la policía es tolerante porque es inteligente, pero si hay violencia tiene que actuar. 200 personas no pueden poner patas arriba una ciudad”, ha concluido tajante en alusión a los indignados que el jueves quisieron colocar una pancarta en la sede del Ministerio del Interior.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >