Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra inicia recortes nada más llegar a la Generalitat

El presidente prevé reducir 680 millones de euros

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, durante la rueda de prensa de ayer.
El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, durante la rueda de prensa de ayer.

La amortización de 704 plazas de funcionarios, la reducción de un 22% de liberados sindicales, la reordenación de plantillas docentes en centros públicos, el aplazamiento de inversiones en las universidades y el ahorro en gasto farmacéutico así como en algunos aspectos de la sanidad son las principales medidas del plan de ajuste que ayer aprobó el pleno del Gobierno valenciano, presidido por su nuevo titular, Alberto Fabra (PP). El plan, que explicó el consejero de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela, prevé un recorte de 680 millones de euros y obedece a la necesidad de “sacar la tijera” para hacer frente a la crisis.

Vela achacó el ajuste al Ejecutivo central por no haber aceptado anticipar el pago de 633 millones correspondientes al Fondo de Competitividad. El consejero, sin embargo, reconoció que aquí no acaban los recortes, ya que “la austeridad va a marcar esta legislatura, al menos los primeros años”.

El titular de Hacienda, de todas maneras, se mostró satisfecho de que el Gobierno, en la reciente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, haya dado el visto bueno al plan de reequilibrio de la Generalitat. Vela evaluó en más de 1.800 millones de euros el conjunto de recortes que se han puesto en marcha en la Administración valenciana, si se suma a este nuevo plan el ya anunciado anteriormente plan de austeridad.

El Gobierno de Fabra preparará este verano la reestructuración del sector público de la Generalitat, es decir, del centenar largo de empresas, fundaciones y entidades, entre ellas la televisión valenciana Canal 9, y no descarta que haya que recurrir a expedientes de regulación de empleo.