Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sastre: “No pagó ni una peseta, ya no lo duda ni el juez”

“A estas alturas no sé cómo se preguntan quién pagó los trajes", asegura sobre el president

Los abogados insistieron en sus alegatos finales que los acusados no aceptaron los regalos

El sastre José Tomás, durante un receso de la vista.
El sastre José Tomás, durante un receso de la vista.

José Tomás, el sastre que tomó medidas a Francisco Camps, Ricardo Costa, Víctor Campos y Rafael Betoret en sus despachos o domicilios particulares de Valencia y Castellón para confeccionarles los trajes y otras prendas de vestir que, según la investigación, pagó la trama mafiosa Gürtel, fue el sexto testigo en declarar ayer ante el juez José Flors. “No ha pagado ni una peseta”, dijo, en referencia al presidente de la Generalitat, a las puertas del Tribunal Superior de Justicia valenciano. “A estas alturas no sé cómo se preguntan quién pagó los trajes. No hay duda de que él no los pagó. Ni siquiera el juez lo hace”; “en la vida no se puede abusar de ser fulanito o menganito”, agregó.

A José Tomás se le vio tranquilo tras salir del tribunal. Su declaración, centrada en la supuesta manipulación de las cuentas de Forever Young, resultó mucho más llevadera que la que prestó hace dos años. Entonces pasó siete horas contestando a las preguntas del juez, la Fiscalía Anticorrupción y los abogados de los cuatro acusados. Estos últimos, y especialmente Javier Boix, el letrado de Camps, se emplearon a fondo para intentar debilitar su versión de lo ocurrido: que ninguno de los cuatro imputados pagó nunca las prendas y que quien lo hacía regularmente a través de cheques y transferencias bancarias era Pablo Crespo, número dos de la red de Francisco Correa.

Los abogados de las defensas insistieron en sus alegatos finales que los acusados no aceptaron los regalos y que, en caso de haberlo hecho, estos les habrían sido entregados en su calidad de cargos del Partido Popular y no del Gobierno autónomo o de las Cortes valencianas, de modo que no habrían incurrido en el delito de cohecho. La apertura o no de juicio se conocerá esta semana.