Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos ocho acampadas, desalojadas en dos días

El de Valencia es el último campamento del 15-M desmantelado por la policía

La policía disuelve a los manifestantes el lunes en Palma de Mallorca. Ampliar foto
La policía disuelve a los manifestantes el lunes en Palma de Mallorca. EFE

El Cuerpo Nacional de Policía y la policía local han dispersado esta madrugada a los acampados de la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Este desalojo ha seguido a los de este lunes en Palma de Mallorca, Manacor, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Badajoz, Castellón y Gandía. Mientras estos campamentos son desmantelados, los indignados han logrado paralizar casi medio centenar de desahucios en España.

Pasadas las cinco de la mañana, según el relato de los concentrados, un centenar de agentes ha rodeado la plaza del Consistorio valenciano y ha identificado a 64 personas. Comerciantes de la zona han mostrado su satisfacción ante este desalojo. “El olor a las dos de la tarde era insoportable. Los [acampados] del principio eran muy educados, esto era otro mundo”, ha señalado a Efe José Mesado, responsable de una floristería. Mesado ha insistido en que quienes protagonizaban la acampada las últimas semanas “era gente sin oficio ni beneficio” que ha influido en las “importantes pérdidas” económicas que han sufrido los comercios. Por su parte, la coordinadora de Esquerra Unida, Marga Sanz, ha criticado la actuación policial y ha señalado que así se "pone de manifiesto el doble juego de [el ministro del Interior, Alfredo Pérez] Rubalcaba, ya que detrás de sus intenciones de aproximarse al colectivo están los desalojos".

La web de la acampada informa de que a las ocho de estar tarde celebrarán una asamblea extraordinaria en la misma plaza del Ayuntamiento. Los acampados desalojados pretenden esperar hasta entonces en la plaza de la Virgen, a menos de un kilómetro de allí.

El desalojo de Valencia es el tercero de esta semana en la comunidad valenciana, después de que el lunes se produjesen los de Gandía y Castellón. Este último ha seguido coleando esta mañana. La policía ha dispersado, tras identificar a sus miembros, a un grupo que se había concentrado con pancartas en la escalinata de acceso al edificio de la Subdelegación del Gobierno y que dificultaba el acceso del público, según fuentes de la sede del Ejecutivo central en la ciudad. Los representantes del 15-M habían decidido concentrarse para protestar por el desalojo de la plaza María Agustina, ha explicado un representante de los indignados.

En la capital balear, la protesta por el desalojo de la acampada en la Plaza de España acabó con dos indignados detenidos. J.C.Q., de 34 años, y L.C.M., de 19, pasarán previsiblemente esta tarde a disposición judicial tras declarar en dependencias de la Jefatura Superior de Palma, según han informado fuentes policiales a Europa Press. Están acusados de un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Durante los altercados resultaron heridas 28 personas, entre ellas tres policías, informa Efe.

Heridos hubo también, concretamente 20, en el desalojo del Parque de San Telmo de Las Palmas. La delegada del Gobierno en Canarias, Dominica Fernández, ha insistido en que no se permitirá la acampada del movimiento 15-M. "No ha habido en ningún momento violencia. Se hizo la operación de limpieza y se dieron 45 minutos para que recogieran sus cosas. Los hechos no fueron lesiones, sino pequeñas erosiones pero, ¿qué ha pasado?, que alguno se metió debajo de un camión y hubo que sacarlo. Al sacarlo hay que tirar de él y al hacer esto puede ser que hubiera algún arañazo, pero como también lo tienen algunos miembros de la policía nacional", ha declarado.

Estos desalojos tienen lugar semanas después de que las acampadas principales, las de Madrid y Barcelona, fueran desmanteladas. La de la Puerta del Sol echó el cierre el 12 de junio, mientras que la de la plaza de Catalunya fue desocupada el 28 de junio. Ambas actuaciones se llevaron a cabo de forma pacífica.

Más información