Amplio rechazo ciudadano al copago de la sanidad pública

Los españoles ven poco probable un rescate para España El 60% de los españoles -sin apenas distinción por color político- está en contra del copago

El 60% de los españoles -sin apenas distinción por color político- está en contra de que se establezca un sistema de copago (que el usuario abone parte del coste del servicio que recibe) para financiar la sanidad pública. La medida, muy impopular, no es oficialmente defendida por el PSOE ni por el PP, pero algunos políticos -como el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel- la han sugerido. Y el PP encargó un informe a FAES, la fundación ligada al partido, para estudiarla.

El rechazo al sistema de copago es ligeramente mayor entre los votantes del PSOE que entre los del PP, según Metroscopia. En todo caso, en el sondeo queda claro que los españoles no son partidarios de que se hagan aportaciones extraordinarias para financiar la sanidad pública (ya se hacen vía impuestos), aunque ésta pase por dificultades. Tampoco tendría apoyo un recorte de prestaciones del sistema sanitario; si los partidos pretenden abordar medidas para hacer frente a la crisis se encontrarán, según el sondeo, con un amplio rechazo ciudadano. Portavoces como el de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, han planteado pactos de Estado sobre la sanidad para estudiar medidas de este tipo, pero la oferta no ha tenido eco alguno, precisamente por el pánico de los partidos mayoritarios al rechazo ciudadano. A pesar de que las comunidades autónomas subrayan la gravedad del déficit sanitario y las dificultades que tienen para financiarlo.

El 74% de los encuestados rechaza que la sanidad pública sea gratuita solo para niños, pensionistas y casos importantes y graves. También en este caso, son los votantes socialistas los más reacios a una medida de ese tipo.

En cuanto a los ingresos de la sanidad, tienen un rechazo muy similar medidas como la creación de impuestos especiales para financiarla o de pagos más o menos simbólicos por sus prestaciones.

Contra un impuesto sanitario

Un 67% está en contra de la creación de un nuevo tributo destinado exclusivamente a financiar la sanidad. En porcentajes similares los encuestados rechazan otras medidas, como pagar un euro por cada día de estancia en un hospital o por cada consulta en un centro de salud, o que las personas que trabajan abonen un 50% del coste en lugar del 40% actual. Es decir, que se establezcan sistema de copago, aunque sea con aportaciones simbólicas.

La percepción de los españoles sobre la crisis económica sigue siendo muy pesimista: el 90% opina que la situación sigue siendo mala o muy mala. Aunque la preocupación no es tanta como para pensar que España está en una situación comparable a la de Grecia o que hay algún riesgo de que la economía española tenga que ser rescatada también: según la encuesta, el 51% de los ciudadanos entiende que es poco o nada probable que España pueda llegar a necesitar en un futuro más o menos inmediato el apoyo del fondo de rescate europeo como ya le ha ocurrido a Irlanda, Grecia y Portugal.

La visión pesimista del PP, no obstante, sí ha calado entre sus votantes: la mayor parte de ellos (49% frente al 41%) ve posible que tenga que llegarse a esa situación.

La mayoría, en contra de ceder albergues a la visita del Papa

La mayoría de los españoles considera que no deben ponerse medios públicos a disposición de la visita del Papa a Madrid, según el sondeo de Metroscopia. El 51% de los encuestados asegura que esa visita, que se producirá a mediados de agosto con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, no debe contar con respaldo público (un 43% sostiene que sí). Es decir, que no está justificado que se pongan a disposición de los peregrinos católicos los institutos, colegios, albergues y polideportivos municipales. Los votantes socialistas rechazan en mayor medida ese apoyo público al viaje del pontífice: un 59% se opone a que las administraciones aporten medios (el 26% de los del PP, también).

La visita tendrá un coste aproximado de 50 millones de euros, financiado en un 70% por los asistentes y el resto por grandes empresas privadas. Esta segunda forma de financiación es apoyada por la mayoría del millar de españoles que ha respondido a la encuesta.

Así, a un 52% le parece bien esa aportación de las grandes empresas y al 33% le parece mal. En el desglose según la adscripción política, el 72% de los votantes del PP y el 45% de los del PSOE apoya la financiación de la visita por las grandes empresas.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50