Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: “La credibilidad de Bildu disminuye día a día”

El candidato del PSOE quiere recuperar políticas de izquierdas

Rubalcaba (a la derecha) y López, rodeados de militantes en Bilbao.
Rubalcaba (a la derecha) y López, rodeados de militantes en Bilbao.

Tras confesar el “enamoramiento mutuo” que se profesan los socialistas nacionales y vascos, el candidato a la Presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo sentir durante su visita a Bilbao “que se aleja la sensación de terror” que durante “mucho tiempo se ha vivido” en Euskadi. Por ello, subrayó Rubalcaba, “lo importante ahora es no equivocarse, lo peor que podríamos hacer es relajar la política antiterrorista”, advirtió. Respecto a Bildu, el vicepresidente primero ofreció dos visiones de distinto corte. Una ante los periodistas, a quienes indicó que la “credibilidad de la coalición disminuye cada día en el que no pide la disolución de ETA”, y otra a puerta cerrada en el Teatro Campos de la capital vizcaína, ante militantes y cargos públicos socialistas.

A ellos les ofreció una mirada más política, al asegurar que Bildu supone una incógnita y que su programa concreto “no se conoce”. Tras señalar que ya “estamos viendo el final de ETA”, Rubalcaba criticó abiertamente las primeras medidas tomadas por la coalición e instó al partido a analizar bien los pasos a dar en el futuro en relación con Bildu.

Por su parte, el lehendakari, Patxi López, aseguró en una entrevista a Radio Euskadi que “el Gobierno va a asegurar que se cumpla la legalidad”, porque “la democracia en sí misma es respeto a las normas y a las leyes”. “No podemos volver a tiempos en que, mirando para otro lado, aquí se cometían cualquier tipo de actos ilegales”, señaló.

Un escolta le preguntó por el recorte de guardaespaldas en el País Vasco, y el candidato a las elecciones generales apuntó que en el Ayuntamiento de Madrid también han tomado esa medida. “No es una cuestión de siglas políticas: PP o PSOE, si no de que la situación de Euskadi no era normal”. Tras una breve introducción de López, en la que enfatizó la estrecha relación entre Rubalcaba y los socialistas vascos —“viene a terreno conquistado”, reconocía un destacado dirigente vasco—, el candidato respondió a numerosas preguntas de la militancia. Las cuestiones planteadas se dividieron en tres bloques.

El vicepresidente dice que no se conoce el programa de la coalición

Por un lado, el público preguntó a Rubalcaba por la crisis económica. En concreto, quería saber cómo defenderá la actuación del Gobierno del que forma parte. El dirigente nacional aseguró que asumirá su coparticipación en las medidas adoptadas por el Ejecutivo. “Explicaré lo que se ha hecho y que las medidas que impone Europa no son necesariamente las más adecuadas”, dijo Rubalcaba.

El segundo gran apartado de preguntas se centró en el futuro del partido y el “hartazgo social” visible a través del Movimiento 15-M. El candidato a suceder a Zapatero dijo “compartir parte de las inquietudes” del movimiento y abogó por revisar las iniciativas que salen del partido. Es decir, que una vez superado lo más duro de la crisis, el PSOE comience a adoptar medidas de izquierdas, orientadas a la austeridad y el control de la financiación pública. Por último, Rubalcaba respondió a cuestiones relativas a la marcha del partido. Reconoció que “hay cosas que mejorar”, aunque alabó que es un grupo “dinámico”.

La preocupación por recuperar votantes tras la debacle electoral preocupaba a los militantes, e incluso uno de ellos le preguntó si es que “nunca se le lleva la contraria” a Zapatero en el seno del partido. En relación a Euskadi, Rubalcaba dejó claro el respaldo del Gobierno a López y al Ejecutivo vasco cuando matizó que en las negociaciones con el PNV en Madrid, “nada de lo que hacemos allí le es ajeno al lehendakari”. “No hacemos cosas que él no conozca y a las que no dé el visto bueno. Así lo vamos a seguir haciendo”, señaló el candidato, que añadió que el PSE y el PSOE siempre han pensado que es “buena cosa” que el PNV “comparta gobernabilidad en Madrid”.

Respecto a un posible adelanto electoral, Rubalcaba afirmó que es decisión de Zapatero.