Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO GüRTEL'

Ninguno de los altos cargos de Camps pudo justificar haber pagado los trajes

Costa, Campos y Betoret declararon que abonaron las prendas a un jefe de Gürtel

Francisco Camps abraza a Fernando Alonso en Valencia. Ampliar foto
Francisco Camps abraza a Fernando Alonso en Valencia. EFE

Ricardo Costa, Víctor Campos y Rafael Betoret, altos cargos del Gobierno y el PP valencianos, compañeros de causa judicial del presidente Francisco Camps por aceptar presuntamente regalos de la trama mafiosa Gürtel, prestaron declaración ante el juez instructor, José Flors, y la Fiscalía Anticorrupción en mayo de 2009. Los interrogatorios, que hoy reproduce EL PAÍS, no parecieron convencer al juez, que rechazó archivar las acusaciones y ha conducido la causa hasta dejarla a un paso de dictar la apertura del juicio oral. Ni Camps ni los otros tres imputados pudieron justificar haber pagado los trajes.

La investigación policial y Anticorrupción consideran acreditado que los acusados recibieron prendas por valor de 40.374 euros entre 2005 y 2008. Y que ese era el método que la trama corrupta empleaba para ganarse a los cargos públicos cuyas arcas pretendía saquear. En Valencia, según la investigación, lo logró con creces: la red recibió contratos millonarios adjudicados a dedo, al tiempo que participaba en la financiación ilegal del PP.

Costa era secretario general del PPCV; Campos, vicepresidente de la Generalitat, y Betoret, jefe de gabinete en Turismo. Los tres dejaron, en cierta forma, en evidencia a Camps: reconocieron ser amigos de Álvaro Pérez, El Bigotes, delegado de la trama en Valencia, y sostuvieron que le pagaron a él las prendas de vestir. El presidente negó ante Flors ser amigo de Pérez, a pesar de que en las conversaciones grabadas lo trata de “amiguito del alma”, y mantuvo que abonó las prendas en efectivo con el dinero que le preparaba su mujer, aunque ningún empleado lo vio pasar por la caja.