Ares duda de la “credibilidad” de Bildu porque no condena a ETA

El consejero del Interior del Gobierno vasco exige a la coalición que rechace los actos de Elorrio y Lizartza

Rodolfo Ares, en la Conferencia Internacional sobre Víctimas del Terrorismo
Rodolfo Ares, en la Conferencia Internacional sobre Víctimas del TerrorismoJavier Etxezarreta (EFE)

Ajena a la polémica, ayer arrancó la Conferencia Internacional sobre Víctimas del Terrorismo en San Sebastián. Sin dar alas a la improvisación o hacer mención a la polvareda levantada por el rechazo de la organización a que Bildu acudiera a la cita, la apertura del encuentro, el único momento del congreso al que la prensa tuvo acceso, discurrió según lo previsto. Una a una, las autoridades invitadas desgranaron sus discursos. Comenzó el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, que recordó a Bildu las dudas que suscita el hecho de que no haya condenado de forma rotunda el terrorismo de ETA. El encuentro, que finaliza hoy, está organizado por el Consejo de Europa, la Organización de Estados Americanos (OEA) y los gobiernos central y autonómico.

“Hay gente en Euskadi que no ha pedido a ETA que abandone definitivamente la actividad terrorista y ello contribuye, como es el caso de los miembros de la coalición Bildu, a vulnerar la credibilidad de su apuesta de hacer política respetando las reglas del juego”, apuntó. Ares subrayó que “estamos tocando con los dedos el final del terrorismo de ETA” pero exigió no olvidar los principios éticos y democráticos que deben regir la sociedad vasca. El consejero compartió atril y mesa por pocos minutos —tuvo que abandonar el acto tras su intervención por motivos de agenda— con el secretario ejecutivo de la (OEA), Gordon Duguid, la jefa de la Task Force contra el Terrorismo del Consejo de Europa, Marta Requena, y el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, el resto de invitados encargados de inaugurar la Conferencia.

“Euskadi dará un paso definitivo ante la paz cuando aquellos que dicen rechazar todas las expresiones de violencia no se escuden en afirmaciones genéricas”, añadió el consejero, en clara referencia a Bildu. Ares recordó a la coalición “por experiencia, que la tibieza, las justificaciones, las denuncias a medias de la violencia sólo sirven para alimentar a los violentos y aquellos que justifican y amparan la violencia terrorista”.

El congreso de víctimas sortea la polémica en torno al veto de Bildu

El consejero, además, criticó la postura de Bildu tras los incidentes que se produjeron el pasado sábado en Elorrio y Lizartza, durante y después de las tomas de posesión de los nuevos alcaldes. “Se equivocan quienes pretenden olvidar estos actos intolerantes, lamentables, no son una excepción en un momento de normalidad”, apuntó y exigió a la coalición que rechace y tome las medidas necesarias para que este tipo de actos no se vuelvan a repetir.

Ares quiso dedicar el final de su intervención a las víctimas, a su dolor, homenaje y reconocimiento y anunció la creación de un Centro de la Memoria en Euskadi en colaboración con el Ejecutivo central para “evitar que se manipule la historia y contar realmente lo que ha pasado en este país para que no se vuelva a repetir”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
El titular de Interior anuncia la creación de un Centro de la Memoria en Euskadi

Aunque gran parte del discurso del titular de Interior girase en torno a la coalición, no hubo referencia ni explícita, ni implícita a la polémica suscitada en torno a la organización de la cita internacional. Los responsables del congreso se llegaron a plantear suspender la cita y cambiar la sede —en un principio se iba a celebrar en el Palacio de Aiete, Casa de la Paz y los Derechos Humanos de San Sebastián y de propiedad municipal— por la llegada de Bildu al consistorio donostiarra. Finalmente, la institución local no ha sido invitada al encuentro, como confirmó anteayer Juan Carlos Izagirre, sin querer hacer más valoraciones.

Sólo el representante del Ministerio del Interior aludió de refilón a la polémica. “El camino para la inclusión en esta Conferencia es la condena, sin ningún tipo de matices”, señaló Zambrana. El subsecretario también subrayó que España es un país “especialmente castigado por el terrorismo” y puso como ejemplo los 1.328 muertos que ha dejado el terrorismo en los últimos 40 años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS