Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 15-M apunta hacia la investidura de Camps

Tras una protesta en Bancaja, los indignados vuelven este jueves a Las Cortes

Mientras Madrid o Barcelona asisten al fin de las acampadas del 15-M, la valenciana impone su propio ritmo. La protesta de esta martes en Bancaja es solo la primera de las acciones que los indignados pretenden ejecutar esta semana. Para mañana han convocado una concentración en las Cortes para criticar la investidura de Francisco Camps como presidente de la Generalitat y el domingo marcharán por el centro de la ciudad como lo hicieran hace ahora un mes, cuando se gestaron la protesta y las acampadas.

“Hasta el 19 de junio, el domingo, la acción de las Cortes es la más importante de la semana”, afirman los portavoces de los indignados, una de las caras visibles del 15-M. Consciente de que debe evitarse cualquier incidente con la policía, Matilde, la portavoz, explicaba ayer que han “revisado” los vídeos de la carga policial del pasado jueves en las Cortes para ver si había existido alguna provocación por parte de los indignados.

“En los vídeos del jueves [cuando se constituían las Cortes] ya localizamos a un tipo que armaba demasiado jaleo, que trataba a los policías de tú y les faltaba al respeto; el sábado, en la investidura de Rita Barberá, lo mismo. Este jueves, en la investidura de Camps, habrá que tener cuidado”, aseveró. Esa es la agenda del 15-M esta semana; de momento, el desmontaje de la acampada parece un asunto secundario.

Por otra parte, medio centenar de "indignados" han trasladado hoy su protesta desde la Plaza del Obradoiroa las puertas del Parlamento de Galicia. A las diez de la mañana aproximadamente el grupo de integrantes delmovimiento 15-M llegó a la altura de la Cámara legislativa gallega, dondea esa hora dio comienzo una sesión plenaria.Los manifestantes, que llegaron en grupo con una pancarta en la cabeceracon el lema "No somos piezas de vuestro juego", se han situado en laacera enfrente del Parlamento y permanecen vigilados por los agentesantidisturbios.