Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU quiere recoger la indignación

“Que voten con rebeldía, pero que voten”, pide Lara a los desencantados

Lara en el cierre de campaña, en Madrid.
Lara en el cierre de campaña, en Madrid. EFE

Izquierda Unida empezó la campaña esperanzada —a lomos de unas encuestas favorables por primera vez en años— y la termina entre el entusiasmo y el desconcierto, acompañando al movimiento de descontento social que ha tomado decenas de plazas de España y que puede condicionar estas elecciones.

La formación que coordina Cayo Lara confía en que parte de ese descontento se traducirá en votos a IU, que lleva años defendiendo algunas de sus reivindicaciones, como la reforma de la Ley Electoral o fórmulas de democracia participativa; pero, al mismo tiempo, hay cierta sensación de fracaso porque IU no ha sabido atraerse antes a los concentrados a pesar esas coincidencias, y porque las críticas que deslizan hacia el comportamiento de los partidos no discriminan. El viernes por la noche, en el cierre de campaña en la plaza de las Vistillas de Madrid, Lara volvió a tender la mano a los jóvenes —y no jóvenes— del 15-M para coordinar acciones en las instituciones tras los comicios.

La fiesta comenzó con un concierto frente a un chiringuito con bebida y bocadillos y una versión del músico Javier Mira en guitarra eléctrica de La Internacional que puso al público en pie. En un escenario flanqueado por una veintena de jóvenes de IU, Lara inició su intervención atacando, una vez más, el bipartidismo “indecente” de PP y PSOE. Siguió el guion de las dos últimas semanas: IU es la alternativa a los recortes sociales. Habló del PP “de la Gürtel” y del PSOE “que ha vendido sus principios al mercado”. Y se dirigió a los protagonistas del Movimiento 15-M.

“Es la hora de la indignación y la hora de la rebeldía”, señaló. “Si recuperamos a esta fuerza política habrá un nuevo amanecer en Madrid”. Y añadió: “Que voten con rebeldía en indignación, pero que voten. La abstención no va a castigar a ninguno de los poderosos”. El coordinador estuvo acompañado por los candidatos al Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez, y a la Comunidad, Gregorio Gordo, que también apelaron a los indignados en sus discursos.