CiU acusa al PSC de intoxicar con los recortes

Turull recomienda al grupo socialista que "deje de intoxicar, engañar, y encender el territorio"

Jordi Turull de CiU conversa con dos diputados en el parlamento catalán.
Jordi Turull de CiU conversa con dos diputados en el parlamento catalán.EFE

A Convergència i Unió no le gusta la labor de oposición que está haciendo en estas primeras semanas de legislatura el principal partido opositor, el Partit dels Socialistes. Con el bagaje que da pasarse siete años fuera del Gobierno, el portavoz parlamentario de CIU, Jordi Turull, ha querido hoy darle unos consejos al PSC, al que ha acusado de "deslealtad institucional" e "intoxicar" acerca de los recortes del Ejecutivo de Artur Mas. "Queremos que el PSC se centre y tenga un papel que lo haga merecedor de ser el primer grupo de la oposición", aseguró Turull, que recomendó al grupo socialista que "deje de intoxicar, engañar, y encender el territorio".

El portavoz parlamentario de CiU echó más leña al fuego a la polémica sobre los recortes en Sanidad, que tiene a los alcaldes socialistas en pie de guerra al ver paralizadas las obras de equipamientos sanitarios en varios municipios. Turull se valió para sus críticas de una revista publicitaria de la Generalitat de 2005 en la que el Gobierno tripartito prometía la finalización de muchas de esas obras ahora paralizadas antes de 2010. "Les pedimos un poco de coherencia, porque la situación de estos hospitales no es imputable a CiU sino a que ellos publicitaron varias cosas que no pudieron cumplir", denunció Turull, que insistió en la "deriva de irresponsabilidad, contradicciones, y falta clarísima de lealtad institucional en la que está cayendo el PSC".

No acabó ahí la carga contra los socialistas, a los que acusó de tener un doble discurso en Cataluña y en Madrid. El Gobierno del PSOE también recibió reproches, tras la reunión que el vicepresidente tercero Manuel Chaves mantuvo con al vicepresidenta catalana Joana Ortega, en la que Chaves se negó a renegociar los traspasos que había cerrado con el tripartito. "Este ya es un gobierno socialista que se está acabando, del que no se puede esperar gran cosa. Nosotros, a base de insistir lo acabaremos logrando", ha confiado Turull, que ha apostillado: "Este es un gobierno de ambición y no de resignación".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS