Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos exigen negociar el resto de los pactos económicos

Rubalcaba, Salgado y Gómez convocan al PP, PNV, CiU y CC

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, con el vicepresidente tercero, Manuel Chaves. Ampliar foto
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, con el vicepresidente tercero, Manuel Chaves.

"Bien está que la reforma de las pensiones la pacte el Gobierno con los agentes sociales, pero el resto de los acuerdos tienen que ser negociados con los grupos políticos, porque somos los diputados quienes votamos". Esta advertencia de un portavoz de la oposición marcará las actitudes de los jefes de los grupos políticos que han sido convocados por el Gobierno para la próxima semana. En las últimas horas el PP, CiU, PNV y Coalición Canaria han recibido llamadas del Gobierno para reunirse, por separado, la próxima semana y explicarles el contenido del pacto alcanzado con los agentes sociales. También para preparar el camino del resto de las reformas, que el Ejecutivo ha enunciado pero no ha desarrollado.

Los interlocutores serán el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián. La primera reunión será el martes por la mañana con una delegación del Grupo Popular encabezada por su portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría. También ese día habrá encuentros con CiU, PNV y Coalición Canaria. "Queremos que los grupos parlamentarios tengan información de primera mano del contenido del acuerdo", señaló ayer Rubalcaba. Aunque el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, remitió la semana pasada el texto del acuerdo a los portavoces, estos se muestran absolutamente quejosos del papel, "ni siquiera secundario", que han interpretado en el acuerdo sobre pensiones y políticas activas de empleo. Por eso los portavoces se negaron a asistir a la firma del mismo en el palacio de la Moncloa. "Fue como recibir una invitación para el teatro", señaló un portavoz parlamentario. Esta actitud no implica que se vayan a oponer a la reforma de las pensiones acordada cuando llegue al Parlamento como proyecto de ley. El voto en contra vendrá de IU, ICV, ERC y BNG. Pero los grupos ahora quieren participar activamente en los pactos sobre política industrial y energética que les propone el Gobierno. "Esos pactos tienen que ser parlamentarios", insisten.