Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo un candidato en Fago

Cuatro años después del asesinato del alcalde Miguel Grima, su sustituto, ahora en el Par, es el único que se presenta

ntrada a la localidad de Fago (Huesca). Ampliar foto
ntrada a la localidad de Fago (Huesca).

En Fago no hará falta esperar hasta el 22 de mayo para saber quién ocupará la alcaldía. Enrique Barcos, del Partido Aragonés (Par), es el único candidato que se presenta. La incógnita reside en saber cuántos de los 26 vecinos censados le apoyarán. Barcos repetirá el cargo que ocupó el 15 de febrero de 2007, cuando sustituyó a Miguel Grima, el alcalde asesinado el 12 de enero de ese año cuando volvía de una reunión en Jaca. Por aquel crimen fue condenado a 20 años Antonio Mainar.

Barcos se presentaba entonces por el PP y obtuvo 16 votos, de las 16 personas que acudieron a votar. Hoy, el mismo candidato acude bajo otras siglas y el clima de desunión que se vivía en Fago tras el asesinato de Grima parece aparentemente superado. El hecho es que el resto de partidos ha renunciado a proponer candidatos. El PSOE ha presentado listas en todos los municipios de Huesca, salvo en Fago. Los socialistas oscenses han explicado que no consideran oportuno presentarse dadas las circunstancias especiales del pueblo. Desde el PP comentan que los vecinos entendieron prioritario mantener la calma y por ello decidieron renunciar a presentar candidatos que pudieran desestabilizarla.

Lo cierto es que Fago siempre fue una localidad tranquila y cuatro años después del asesinato que la hizo tristemente célebre, esa tranquilidad ha regresado a sus casas empedradas. No obstante, el candidato se ha negado a hablar con EL PAÍS. Barcos no concede entrevistas. Es consciente de que el pueblo y el puesto que ocupa suscita morbo y teme alterar con sus palabras la convivencia que ha logrado recomponer en estos años al frente del pueblo.

José María Abarca, compañero de partido y candidato a la alcaldía de Jaca, se ha erigido en su portavoz. "Parece que hay un acuerdo tácito en el pueblo y los vecinos han considerado que es el candidato adecuado para seguir al frente del Ayuntamiento".

Adolfo Navarro Gastón, de 80 años, que fue alcalde de Fago entre 1987 y 1991 por Alianza Popular, se atreve a mencionar el motivo real por el que no hay más aspirantes. "Lo que ocurrió aquí, en un lugar tan pequeño, es muy difícil de olvidar. Todos creen que además del que está en la cárcel había más implicados. Hay recelos y el pueblo está dividido. Pasará mucho tiempo hasta que esto se supere".