Escuelas en Red
Coordinado por Rodrigo J. García

Las escritoras olvidadas se convierten en las protagonistas de ocho institutos de Almería

Los alumnos de varios centros educativos demuestran la ausencia de mujeres referentes en la literatura española y las convierten en objeto de estudio dentro del proyecto Texturas, un programa que quiere además motivar a los estudiantes y fomentar la inclusión

JOSEBA GARCIA PLAZUELO
JOSEBA GARCIA PLAZUELO

“Considero fundamental aprender de las obras escritas por grandes autoras que, en su época, permanecieron en la oscuridad. Contrastar aquello que se considera ‘lo normal’, debería ser una tarea más frecuente. Es un modo de aprender atípico, pero muy útil. Aprendes de la autora que investigas tú y de las que investigan tus compañeros al escucharlos en sus presentaciones de clase”, opina Lucía Valverde Fernández, estudiante de 4º de ESO, del IES Alhadra de Almería.

Este instituto público está ubicado en el barrio de Los Molinos, incluido en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social en Zonas Desfavorecidas (ERACIS). Desde el curso 2019-2020, desarrollan un proyecto pedagógico de indagación llamado Texturas, sobre el tratamiento académico de las mujeres escritoras en los libros de texto. Una iniciativa iniciada por el profesor de Lengua Castellana y Literatura, Antonio Garrido Jiménez, que comparte con compañeros del instituto y con otros centros educativos almerienses y del resto de la geografía nacional.

El proyecto comenzó con alumnos de 4º de ESO. Algunos formaban parte del Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento (PMAR), otros repetían curso y todo sentían una mezcla de ilusión e inseguridad. Había compañeros con capacidades, expectativas e intereses académicos diferentes. En cursos anteriores, las relaciones entre ellos habían sido un verdadero problema de convivencia.

Garrido se propone hacer de la diversidad un componente irreemplazable. La investigación, la colaboración y el hábito de compartir enseñanzas debían sustentar este proceso formativo. “Promover el aprendizaje, viviendo las diferencias como una característica enriquecedora del grupo”, resume.

“Texturas permite atender la diversidad. La motivación del alumnado aumenta a medida que el proyecto avanza. Es un aliciente compartir la experiencia de aprendizaje más allá de su centro y recibir el reconocimiento de la comunidad. Observar a los estudiantes leer a María Teresa León o preparar infografías sobre las mujeres de letras ha sido una verdadera satisfacción”, estima Raquel Soler Delgado, cocreadora del proyecto, orientadora y jefa de estudios del IES Sol de Portocarrero de Almería, también participante en el proyecto.

Texturas, que emplea el currículo oficial de 4º de ESO, incorpora la alfabetización mediática e informacional (centrada en la búsqueda y utilización de los medios de comunicación actuales), integra los valores de respeto y convivencia y usa la materia de Lengua Castellana y Literatura para abordar la igualdad de género.

En este momento, en el proyecto participan estudiantes de distintos niveles educativos, desde 1º de ESO a 1º de Bachillerato, de aulas de acogida de alumnado inmigrante (ATAL) y del Programa Específico de Necesidades Educativas Especiales de Formación Profesional Básica (PEFPB).

¿Cuántas autoras has estudiado durante tu etapa escolar?

Los estudiantes revisan los libros de texto para ver cuántas autoras y autores hay, siguiendo el canon literario, que el filólogo y escritor Enric Sullà i Àlvarez definió como “una lista o elenco de obras consideradas valiosas y dignas por ello de ser estudiadas y comentadas. Esta caracterización conlleva sobreentendidos y consecuencias”.

Esta revisión les mostrará que el número de autoras incluidas en sus manuales de clase no suele exceder de cinco. Entonces, comienza la reflexión: ¿Es justo este tratamiento? ¿Qué podemos hacer para cambiarlo y devolver a las mujeres el papel que se les ha negado?

El proyecto continúa con actividades de análisis y debate colectivo. Se confecciona una “baraja literaria” para asociar épocas, movimientos, obras, autores y autoras que ya han estudiado. Por grupos, también elaboran una lista con 10 series televisivas, 10 canciones y 10 videojuegos muy conocidos y reflexionan sobre el papel de la mujer y su relevancia en todos estos tipos de creaciones.

Los alumnos también comprueban que muchas mujeres desafiaron las reglas de la época y el orden social dominante

Las conclusiones se comparten en clase y se incorporan a los libros de texto mediante códigos QR, enlazados a vídeos, audios, novelas gráficas o artículos de prensa. Al final, rellenan un cuestionario virtual sobre las consecuencias de determinados criterios estéticos, políticos o artísticos en la creación del canon literario.

Algunos naipes de la ‘Baraja literaria’ del proyecto Texturas.
Algunos naipes de la ‘Baraja literaria’ del proyecto Texturas.Antonio Garrido

Los alumnos también comprueban que muchas mujeres desafiaron las reglas de la época y el orden social dominante al escribir sobre amor libre (Clementina Arderíu, Elena Fortún…), maternidad, educación (María Rita de Barrenechea, La Aya), sumisión (Discurso en defensa del talento de las mujeres, de Josefa Amar y Borbón), violencia, matrimonio (Dulce Chacón, Algún amor que no mate) y participación política (Clara Campoamor, El voto femenino y yo: mi pecado mortal).

Los estudiantes toman conciencia de las humillaciones que sufrieron estas artistas, de cómo sus libros se relegan a algo anecdótico y se abandonan al olvido. “Me aventuraría a decir que Anon (Anónimo), que escribió tantos poemas sin firmarlos, era a menudo una mujer”, escribía Virginia Woolf en 1929 en Una habitación propia. En pleno siglo XXI, la escritora de la aclamada saga Harry Potter, firmó como J.K. Rowling con el fin de llegar a más personas.

Las lecturas seleccionadas, las tareas de indagación abordadas y el intercambio de hallazgos generan situaciones comunicativas (orales y escritas) que Antonio Garrido integra en su programación. Los alumnos terminan debatiendo sobre los aprendizajes establecidos en el currículo oficial y ponen en valor la obra de estas escritoras.

Contra el machismo y por la igualdad

Además, a través de la poesía didáctica del siglo XVII o de las fábulas de Félix María Samaniego analizan algunas de las moralejas de contenido machista y vejatorio para la mujer y transforman la conclusión del relato en pos de la igualdad: “El móvil de la zorra. El zorro sentado en su cama / le pidió el móvil a la dama / la zorra puso cara de negación / y el zorro pidió una explicación: / Estoy muy cabreada / le dijo ya cansada / no soy yo de tu posesión / ¡No tengo por qué darte una explicación! / Todos somos iguales, zorrito. / Basta ya de prejuicios” (estudiantes de 4º de ESO).

“Este tipo de trabajos, poco frecuentes, son la clave para enriquecer nuestro nivel cultural y fomentar el interés por la literatura. Propuestas así marcan la diferencia, es una manera práctica de enfrentarnos al mundo de los próximos años”, manifiesta Claudia Victoria Martínez, estudiante de 4º de la ESO.

Los alumnos también crean carteles que sintetizan la esencia de cada escritora combinando recursos visuales y lingüísticos, ponen en marcha una campaña en redes sociales (#mujeresdeletras, #teprestomivoz) y organizan una exposición multimodal itinerante sobre las mujeres de letras, en la que ya han visitado ocho centros de la provincia de Almería. Además, han confeccionado una ruta literaria dramatizada y virtual sobre la periodista y escritora almeriense Carmen de Burgos, e investigan sobre la vida y obra de escritores y escritoras para elaborar un vídeo interpretado sobre su biografía y un Mapa Literario virtual.

Carteles con códigos QR de la exposición: Mujeres de Letras.
Carteles con códigos QR de la exposición: Mujeres de Letras.Antonio Garrido

Patricia Valverde, maestra especialista en Pedagogía Terapéutica del IES Maestro Padilla de Almería, explica que “participar en Texturas ha sido para su alumnado, chicos y chicas del PEFPB, una experiencia única. Han disfrutado conociendo mujeres increíbles que han supuesto para ellos un referente”. “Ha permitido eliminar algunas barreras y progresar en autonomía; ha supuesto un reto emocionante. Ha crecido su autoestima, algo que, para el alumnado con diversidad funcional, no tiene precio”, concluye.

Texturas obtuvo el primer premio en la XIV edición de los premios Rosa Regás a Materiales Coeducativos, organizados por la Junta de Andalucía en 2019/20 y fue considerado, en 2020, Mejor Experiencia de Igualdad de Género, en el Aula SIMO EDUCACIÓN.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS