Mientras las olas de calor golpean en los países más desarrollados, la preocupación veraniega en África occidental y el Sahel viene de la mano de las lluvias torrenciales. La época húmeda fue siempre bien recibida por agricultores y ganaderos, pero la intensificación de fuertes tormentas debido al cambio climático y el crecimiento desordenado de ciudades, que no cuentan con un buen saneamiento, se combinan para dejar tras de sí daños millonarios y pérdidas humanas. En la imagen, dos vecinos del barrio de Fann Hock, en Dakar (Senegal), despejan de agua su calle inundada el pasado mes de julio.
10 fotos

Las lluvias torrenciales golpean en las ciudades africanas

La época húmeda fue siempre bien recibida por agricultores y ganaderos de la región occidental del continente, pero la intensificación de fuertes tormentas debido al cambio climático y el crecimiento desordenado de ciudades, que no cuentan con un buen saneamiento, dejan tras de sí daños millonarios y pérdidas humanas