Tribuna
i

Chile: un golpe, dos plesbicitos

El reciente referéndum que decide cambiar la Constitución denota una voluntad de transformar un modelo de sociedad no solo porque no nos gusta, sino porque no funciona

Un vendedor callejero ofrece ejemplares de la Constitución de Chile en el centro de Santiago.
Un vendedor callejero ofrece ejemplares de la Constitución de Chile en el centro de Santiago.Sebastián Utreras

Imponer a todo un pueblo un modelo de sociedad extremo requiere de la fuerza incontrarrestable que solo una dictadura puede otorgar. Por otra parte, para que las propuestas extremas parezcan cándidas, se necesita un entorno que contextualice esas exageraciones, que en otro momento podrían parecer cuasi delirantes, entroncándolas en la historia misma de la humanidad....

Más información

Lo más visto en...

Top 50