Columna
i

El espectáculo (no) debe continuar

Seguramente Guy Debord nunca llegó a intuir hasta qué punto la política sería una extensión más de la sociedad del espectáculo

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este miércoles en el Congreso.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este miércoles en el Congreso.Emilio Naranjo / EFE

“Les pido, en definitiva, ¡por favor!, educación”. Así están las cosas en el Congreso: Meritxell Batet apelaba esta semana a que al menos se conservara la educación como última línea Maginot, no ya por respeto sino por guardar siquiera las formas. A eso se ha llegado. Parecía parafrasear la célebre humorada de Thomas de Quincey en Del asesinato considerado como una de las bellas artes, donde advertía que se empieza cometiendo un crimen y después se tolerará la bebida, se dejará de asistir el domingo a misa, y así hasta dejar las cosas para el día siguiente y perder las buenas maneras. B...

Lo más visto en...

Top 50