Columna
i

No era el unicornio, es un gato salvaje

A sabiendas de que Bruselas no va a admitirlo, Irlanda no puede quedar al albur de Londres y los arañazos del desprestigio alcanzarán a su país después de alcanzar a su primer ministro

Boris Johnson este miércoles en Downing Street, Londres.
Boris Johnson este miércoles en Downing Street, Londres.POOL / Reuters

Las apariencias engañan. Aquí no se trata de cómo serán las relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea a partir de 2021, vencido ya el período de prórroga en el que los británicos permanecen todavía integrados en el mercado único tras el divorcio legal. La sustancia de la actual pelea, con aires de revancha, se halla en la isla de Irlanda y en las relaciones entre Dublín y Londres, como si, gracias al Brexit, el imperio quisiera recuperar el control sobre la antigua colonia. ...

Lo más visto en...

Top 50