Columna
i

Inexistente, demediado, rampante

Un Gobierno obsesionado con la comunicación es un Gobierno que dedica buena parte de su energía a manipular

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la Conferencia de Presidentes, este viernes en el monasterio de San Millán de Yuso, en San Millán de la Cogolla.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la Conferencia de Presidentes, este viernes en el monasterio de San Millán de Yuso, en San Millán de la Cogolla.Abel Alonso / EFE

Inexistente: un Gobierno obsesionado con la comunicación es un Gobierno que dedica buena parte de su energía a manipular. Ahora sabemos que el comité de la desescalada no existía, aunque el presidente hubiera hablado de él y aunque Fernando Simón hubiese declarado que no podía decir quiénes eran sus miembros para evitar presiones sobre ellos. Detrás de la grandilocuencia no había nada, y la mentira, como el escamoteo de datos, revela el desprecio a los ciudadanos, que solo importan cuando responden encuestas....

Lo más visto en...

Top 50