Columna
i

Aburrimiento

Nadie duda del compromiso de AMLO con la decencia y la justicia social, pero la sucesión de estragos en México es más mucho más descorazonadora que aburrida

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mientras ofrece un mensaje el pasado domingo, en Palacio Nacional de Ciudad de México(México).
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mientras ofrece un mensaje el pasado domingo, en Palacio Nacional de Ciudad de México(México).Presidencia de México / EFE

El presidente de México sonrió cuando le preguntaron, en marzo del pasado año, por los secretos de su magnífica forma física, que compararon con la de un fondista keniano, pues no se le conoce un resfriado. La reportera interesada en resolver el misterio de la energía de Andrés Manuel López Obrador aventuró la posibilidad de que estuviera utilizando métodos alternativos, que sus pulmones respirasen más oxígeno puro, o sea que estuviera sirviéndose de una cámara hiperbárica durante el esforzado rescate de la patria. Aquel respondió con sabiduría cartuja: estar bien con uno mismo y el prójimo ta...

Lo más visto en...

Top 50