Polémica por el nuevo museo para las momias de Guanajuato: “Este proyecto no puede estar en un sitio declarado Patrimonio Mundial”

La obra ha sido cuestionada por las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia, por la Unesco en México y por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios

Render del exterior del nuevo museo, el 'MUMO', planeado por las autoridades municipales para exhibir las momias de Guanajuato.Foto: MUMO

“Moderno, funcional y que brinde una experiencia única a los visitantes. Contará con un acceso amplio y cómodo para las taquillas, una zona comercial con 53 locales, un auditorio, cafetería y 12 amplias salas de exhibición, así como una tienda de recuerdos”. Así anunciaba el gobierno municipal de Guanajuato el nuevo Museo de las Momias (MUMO), proyecto impulsado desde 2019 por el alcalde Alejandro Navarro Saldaña, en el polígono de protección de la Ciudad Histórica de Guanajuato, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988. Tras presentar el proyecto, Navarro Saldaña informó que se requería una inversión de 200 millones de pesos para impulsar uno de los principales atractivos del lugar. El 6 de diciembre de 2021, el representante de la Unesco en México, Frédéric Vacheron, declaró que el avance del nuevo museo podría “modificar el valor universal excepcional de la ciudad de Guanajuato y las obras deberán ser notificadas al Comité de Patrimonio Mundial”.

El 14 de febrero de 2022, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) detectó deterioro en los cuerpos momificados, por lo que anunció una intervención para “devolver su identidad y dignificación a cada uno de los cuerpos momificados”. Ahora, la representación en México del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), organismo consultivo de la Unesco, advirtió que el proyecto del nuevo Museo de las Momias y su zona comercial, promovido por la Alcaldía de Guanajuato, pone en riesgo la declaratoria de esa Ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad, y recomendó redefinir la propuesta.

Render del exterior del nuevo museo, el 'MUMO', planeado para exhibir las momias de Guanajuato
Render del exterior del nuevo museo, el 'MUMO', planeado para exhibir las momias de Guanajuato

“Este proyecto arquitectónico no puede estar en el núcleo de un sitio declarado Patrimonio Mundial”, reclama el presidente de Icomos, Saúl Alcántara Onofre, en entrevista con EL PAÍS. “La propuesta que tiene el municipio no tiene nada que ver con el aspecto histórico, con el palimpsesto de la ciudad; la evolución del paisaje urbano, de los monumentos históricos y artísticos. No tiene un referente en cuanto al valor universal que ostenta este sitio. Es tergiversar la integridad del lugar. Este anteproyecto es de una arquitectura anodina que no aporta en lo absoluto al sitio”, dice Alcántara Onofre en la carta dirigida al alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro y con copia para el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, donde Icomos pide redefinir el proyecto como un Centro de Interpretación de las Prácticas Funerarias en México.

El 9 de agosto de 2021, el Ayuntamiento aprobó la solicitud de deuda pública por 69 millones 993.000 pesos para su construcción. La solicitud de deuda fue avalada por el Congreso de Guanajuato el 13 de septiembre de 2021. Aquel día, activistas protestaron desnudos afuera del Congreso rechazando el proyecto. “Más que un museo es un shopping mall que tendrá a las momias como atractivo ancla, acusaban activistas, arqueólogos e historiadores. “Mercantiliza los cuerpos solo con fines lucrativos”, decían. “Las momias serán exhibidas en el 24% de la superficie del edificio. En la primera planta habría 53 locales comerciales, eso refleja la verdadera vocación del inmueble. Claramente estaría destinada la exposición de restos humanos para producir dinero. Eso es de lo más agraviante”, ha señalado Paloma Robles, regidora de Guanajuato.

“Nosotros propusimos al alcalde conformar un consejo consultivo de expertos del INAH, del INBAL, comités científicos, la Federación de Colegios de Arquitectos y hasta el cronista de la ciudad para que pudieran formarse unos buenos términos de referencia asociados a los valores universales excepcionales en un contexto patrimonial como este. Lo que proponen es como si se construyera un edificio en Santa Fe o Cuajimalpa o cualquier lado, y un estacionamiento y locales como cualquier centro comercial”, denuncia el presidente de Icomos, en entrevista con este diario. “Estamos en toda disposición de apoyar la iniciativa, pero si se llega a un análisis y estudios profundos del paisaje, del entramado histórico. Propusimos que se pudiera unir donde se ubica la nueva construcción con Santa Paula y el antiguo museo, a través de un corredor ecológico. El edificio que se propone no tiene ningún sentido con la arquitectura tradicional y artística de Guanajuato”.

“Firmamos hace 15 días el tema de la deuda pública, no se ha gastado ni un solo peso hasta que no esté adjudicado a la obra. A mí me urge porque el acero está subiendo muchísimo de precio, al igual que el vidrio y en ese sentido gran parte del nuevo museo es vidrio, acero y cemento. Tenemos fecha de marzo, estamos esperando qué a más tardar los primeros días de mayo podamos empezar a construir”, declaró el alcalde el 28 de marzo de 2022.

“Recomendamos redefinir el proyecto, no como Nuevo Museo de las Momias y su Zona Comercial, si no como un Centro de Interpretación de las Prácticas Funerarias en México, en correspondencia con la compatibilidad del uso de suelo de la zona núcleo del sitio Patrimonio Mundial. La intervención debe contribuir a la salvaguardia de los valores patrimonial, estético, paisajístico, histórico, artístico y simbólico del paisaje urbano, preponderantemente al Valor Universal Excepcional y los atributos de autenticidad e integridad. La propuesta debe vincularse con infraestructura ecológica al Museo y Panteón de Santa Paula, ubicarse en predios aledaños sin comprometer los actuales, al tiempo de promover la integración de espacios públicos sostenibles, así como integrarse con orden y armonía en el parcelario urbano histórico-artístico. Sugerimos elaborar un Plan y Programa de Recuperación del Museo de las Momias, del Panteón de Santa Paula y sus anexos, como patrimonio vivo que resguarda los valores sociales y espirituales, representativos del patrimonio funerario de la Ciudad de Guanajuato, un sistema de vialidades, estacionamientos y servicios que garanticen las condiciones dignas y seguras de habitabilidad y movilidad, tanto para habitantes como visitantes”, dice la carta que le envía Icomos al presidente municipal de Guanajuato Alejandro Navarro Saldaña.

Los cuerpos están siendo analizados por investigadores del Instituto Nacional de Antropología de Historia (INAH)
Los cuerpos están siendo analizados por investigadores del Instituto Nacional de Antropología de Historia (INAH) Andrea Murcia (Andrea Murcia)

En el transcurso de poco más de 100 años, los cuerpos momificados naturalmente en el cementerio de Santa Paula, fueron exhumados para su exhibición, perdieron la ropa que les cubría y no recibieron los cuidados especiales para su conservación, dando como resultado su deterioro. También fueron despojados de su identidad, de manera que sus nombres han sido sustituidos por sobrenombres que el imaginario popular les asignó: el ahogado, la china o la bruja. Estos cuerpos momificados han adquirido un alto valor turístico para la ciudad de Guanajuato, dejando en un segundo término que son cuerpos de personas que poseyeron un nombre, una edad, que tuvieron y, quizá, aún tienen familia. Actualmente, el INAH trabaja en un proyecto de investigación para devolverle su identidad y, con ello, dignificar a cada uno de los cuerpos, acto que se ha vuelto una necesidad prioritaria para otorgar valor patrimonial y destacar su relevancia para el conocimiento y memoria del pasado de México y el mundo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Anna Lagos

Jefa de redes sociales de EL PAÍS América y EL PAÍS México. Está especializada en temas de cultura y sociedad; interesada en la arqueología mexicana. Antes trabajó en Reforma, Terra, ElEconomista.es y Entrepreneur. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación y Máster en Mercadotecnia y Publicidad por la Universidad Iberoamericana.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS