Vencido Trump, vencer al trumpismo

La batalla se traslada ahora a las filas republicanas. Entre quienes quieren recuperar el alma del partido y quienes quieren convertirlo en una formación extremista y tribal

Donald y Melania Trump ayer en el Air Force One para trasladarse a Florida.
Donald y Melania Trump ayer en el Air Force One para trasladarse a Florida.ALEX EDELMAN / AFP

El principio solo se entiende al final. Abundaban al empezar los indicios, pero quedaban entre paréntesis por el peso de las instituciones, el pragmatismo y la responsabilidad que se le supone a un gobernante y el nebuloso optimismo con el que solemos afrontar las mayores amenazas. Una observación atenta de la campaña electoral y del personaje no debía inducir a dudas: la extrema derecha iba a entrar en la Casa Blanca, en la persona de un nacionalista blanco, supremacista, xenófobo, racista e intolerante....