Elecciones EE UU

Wall Street cierra su peor semana desde marzo en la recta final de la campaña presidencial

Los tres principales índices bursátiles retrocedieron más de 2% en octubre, su segundo mes consecutivo de pérdidas

El cartel de la calle de Wall Street en Nueva York.
El cartel de la calle de Wall Street en Nueva York.Chip East / Reuters

Con la pandemia desbocada en Estados Unidos y las elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina, Wall Street ha cerrado este viernes su peor semana desde marzo. Los tres principales índices bursátiles, el Dow Jones, el S&P, y el Nasdaq, retrocedieron más de un 2% en octubre, su segundo mes consecutivo de pérdidas.

Los inversores reaccionaron con temor al nuevo récord de contagios por coronavirus en EE UU: más de 90.000 casos en un solo día. El total ya supera los nueve millones y las muertes rozan las 230.000. Esto, sumado a los nuevos cierres en Europa, que vuelven a ralentizar la recuperación económica, tiñó los índices de preocupación. El Dow Jones perdió más del 6,4% esta semana, su peor desempeño semanal desde el primer azote de la pandemia en marzo. El S&P 500 cayó un 5,6%, arrastrado por las caídas de las grandes tecnológicas, alcanzando niveles que no registraba desde hace siete meses. Y el Nasdaq retrocedió un 2,5% tras una fuerte ola de ventas en las grandes acciones tecnológicas.

Los tres índices sufrieron pérdidas de más del 2% en octubre, su segundo mes consecutivo de caídas después de haber recuperado lo perdido desde marzo. Las acciones alcanzaron su punto máximo a principios de septiembre, pero desde entonces la volatilidad se ha vuelto a apoderar de la Bolsa de Nueva York. Muchos inversores temen el impacto de nuevos cierres en caso de que el número de contagios continúe en aumento, como se ve en el récord de contagios y hospitalizaciones por la covid-19 en el Medio Oeste del país. La posibilidad de un largo escrutinio de los votos tras las elecciones del próximo martes también añade otro factor de incertidumbre a la ecuación.

Los datos de crecimiento publicados el jueves, a pesar de ser positivos, no fueron suficientes para reanimar a los inversores. La economía de Estados Unidos creció a un nivel sin precedentes en el tercer trimestre, con un aumento del 7,4% del PIB ―equivalente a un ritmo anualizado del 33,1%―, según el Departamento de Comercio. El alza se produjo después de enormes pérdidas durante el segundo trimestre, cuando el PIB colapsó tras el cierre del país por la pandemia y cayó un 9%, el mayor retroceso desde que empezaron los registros en 1947. El PIB sigue un 3,5% por debajo del nivel precrisis.

Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Más información