_
_
_
_

Guerra entre Israel y Gaza: resumen del 07/05/2024

Netanyahu afirma que la propuesta de tregua de Hamás está muy por debajo de las demandas esenciales de Israel | Guterres: “Un asalto a Rafah sería un error estratégico, una calamidad política y una pesadilla humanitaria” | El ejército israelí se hace con el control del lado palestino del paso fronterizo de Rafah

Una columna de humo se eleva desde el este de Rafah tras los últimos ataques israelíes este martes.
Una columna de humo se eleva desde el este de Rafah tras los últimos ataques israelíes este martes.Jehad Alshrafi (Anadolu/Getty Images)
El País

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora del conflicto árabe-israelí. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha afirmado que la propuesta de tregua de Hamás está muy por debajo de sus demandas esenciales y se ha mantenido en su posición de que la presión militar sigue siendo necesaria para devolver a los rehenes retenidos en Gaza, en referencia a su ofensiva sobre Rafah.

Esta determinación de Netanyahu no ha sentado bien en la comunidad internacional. Por eso, António Guterres, secretario general de la ONU, ha declarado que “un asalto a Rafah sería un error estratégico, una calamidad política y una pesadilla humanitaria”, y ha instado al Gobierno de Israel a “detener cualquier escalada y participar constructivamente en las conversaciones diplomáticas en curso”.

Se ha sumado Jens Laerke, portavoz de la oficina de coordinación humanitaria de Naciones Unidas (OCHA), que, tras la entrada de las tropas de Israel en Rafah (sur de Gaza), ha denunciado que “las dos arterias principales para hacer llegar la ayuda a Gaza han sido bloqueadas”, refiriéndose al paso de Rafah fronterizo con Egipto y al de Kerem Shalom, con Israel.

El cierre del paso de Rafah mantiene a miles de enfermos y heridos bloqueados en Gaza, según las autoridades sanitarias. Cada día se acuerda una lista de personas que abandonan Gaza en dirección a Egipto. En la de este martes había un total de 140, entre ellos, enfermos, heridos y sus acompañantes, que debían cruzar por el paso fronterizo de Rafah hacia el país vecino. La ocupación militar por parte del ejército de Israel durante la madrugada ha impedido que se pueda llevar a cabo esa operación de evacuación.

Sin embargo, Biden sí que ha reiterado su compromiso con Israel tras la entrada de las tropas en Rafah. El presidente de Estados Unidos ha pronunciado un encendido alegato contra el antisemitismo. “Mi compromiso con la seguridad del pueblo judío, la seguridad de Israel y su derecho a existir como un Estado judío independiente es inquebrantable. También cuando no estamos de acuerdo”, ha afirmado Biden.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

También, la delegación israelí para las negociaciones de un alto el fuego se dirigía ayer a El Cairo, mientras que la de Hamás llegó por la tarde. Un alto funcionario del Gobierno israelí ha informado de que uno de los objetivos es “valorar si Hamás está dispuesto a moverse” de los términos de la última propuesta de alto el fuego. “La pelota está en la cancha de Netanyahu”, ha afirmado, por su parte, un portavoz de Hamás, que ha detallado que la última propuesta de alto el fuego que Hamás aceptó ayer “representa lo mínimo que responde a las demandas” del pueblo palestino. En las conversaciones participan también representantes de Egipto, Qatar y EE UU.

Un tanque israelí, en el paso fronterizo de Rafah, en una imagen distribuida por el ejército israelí.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_