_
_
_
_
_

Los servicios de espionaje de Alemania alertan contra las proclamas inconstitucionales de la ultraderecha

El partido AfD, disparado en las encuestas, califica en un congreso a la UE de “proyecto fallido”, reclama el fin de Schengen, la disolución de la Eurocámara y la retirada del euro

AFD Alemania
Alice Weidel, colíder del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), habla en el escenario el día de la asamblea de las elecciones europeas 2023 en Magdeburgo (Alemania) el pasado 29 de julio.ANNEGRET HILSE (REUTERS)

Los servicios de inteligencia interior de Alemania vuelven a centrar la atención en la ultraderecha. El partido Alternativa para Alemania (AfD) cerró este domingo un congreso de dos fines de semana para definir su programa de cara a las elecciones europeas de junio de 2024 con discursos de tinte xenófobo contra determinados grupos étnicos que fueron seguidos de cerca por la Oficina Federal de Protección de la Constitución (los servicios de inteligencia interior de Alemania). “Algunos de los aspirantes [a ser candidatos de la lista] profirieron proclamas claramente inconstitucionales”, afirmó este lunes Thomas Haldenwang, jefe del espionaje, que apuntó también al rumbo radicalmente antieuropeo de los ultras.

Haldenwang reiteró así los avisos similares formulados hace una semana, contra los que la dirección de la AfD recurrió a la justicia con el argumento de que los servicios secretos trataban de influir en la política del país y en su congreso, lo que llevó a la oficina federal a esperar a este lunes para pronunciarse. Las encuestas más recientes señalan que AfD es el segundo partido en intención de voto en Alemania, por detrás de los democristianos y ligeramente por encima de los socialdemócratas del canciller Olaf Scholz.

“En sucesivas declaraciones del partido se observa un concepto étnico del pueblo y se cuestiona el respeto a la dignidad para determinados grupos de población. Tales declaraciones ofrecen indicios de que se está cuestionando la garantía de la dignidad humana de la Ley Fundamental para ciertos grupos de población”, incidió el jefe de la oficina federal. Haldenwang ha apuntado también al apoyo de AfD a la teoría del gran reemplazo, que considera que los europeos acabarán sustituidos por migrantes africanos y de Oriente Próximo, entre otros.

Alternativa para Alemania (AfD) ha calificado la UE en su programa de “proyecto fallido”, reclama el fin del espacio Schengen con el retorno de los controles en las fronteras nacionales, la disolución del Parlamento Europeo, el nombramiento por parte de Alemania de magistrados del Tribunal de Justicia de la UE y la retirada de la zona euro; es decir, el retorno al marco alemán. Los servicios de espionaje han advertido sobre la inconstitucionalidad de varias de las proclamas lanzadas durante el encuentro, cuyas propuestas implican dinamitar la UE.

“Consideramos que la UE es irreformable y la vemos como un proyecto fallido”, abunda el texto adoptado por los delegados como premisa principal en un congreso que reunió a unos 600 delegados de AfD.

Un candidato investigado por fraude

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Para encabezar la lista que defiende estos postulados, los ultras han elegido a Maximilian Krah, eurodiputado desde 2019 y suspendido ya dos veces por el grupo Identidad y Democracia (ID) del Parlamento Europeo, el organismo que AfD propone disolver. Desde febrero, Krah es investigado por supuesto fraude por el posible amaño de una licitación pública.

En la línea de otros partidos ultraderechistas europeos, AfD propone crear “una federación de naciones europeas, una nueva comunidad económica y de intereses europea que preserve la soberanía de los Estados miembros”. El texto acordado, pese a la dureza con la UE, es una versión suavizada de un borrador publicado en junio que pedía la “disolución ordenada” de la organización comunitaria o la salida de Alemania, el llamado “Dexit”, juego de palabras entre Deutschland (Alemania) y exit (salida), a semenjanza del Brexit británico.

El documento achaca a la UE un “fracaso total” en las políticas migratorias y de lucha contra el cambio climático, que AfD rechaza rotundamente, y critica las sanciones a Rusia, sin nombrarla, por la invasión de Ucrania.

El partido ultra ha experimentado una importante subida en los sondeos, impulsado por el debilitamiento de la economía y el creciente descontento de la población con la coalición tripartita del canciller socialdemócrata, Olaf Scholz, con Los Verdes y los liberales.. Con una visión política profundamente antiislámica, xenófoba y escéptica con respecto al cambio climático, alcanza entre el 20% y el 23% en las encuestas de intención de voto.

AfD espera capitalizar su éxito demoscópico y maximizar su presencia en el Parlamento Europeo, donde comparte grupo con la Liga de Matteo Salvini y el Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen, entre otros. En su congreso, el partido acordó presentar 35 candidatos a eurodiputados en las elecciones de junio 2024. Actualmente, cuenta con nueve legisladores europeos.

La formación de extrema derecha también está buscando plasmar un avance en las elecciones regionales en tres Estados del este de Alemania el próximo año, donde tradicionalmente tiene su base de apoyo más sólida. “Estamos listos para más”, dijo el colíder de AfD, Tino Chrupalla, a la emisora ZDF, y agregó que el partido quiere “salir de la oposición y entrar en el Gobierno”. En las elecciones federales de 2021, AfD fue la quinta fuerza, con un 10,3%, lo que muestra el auge reciente que vive la formación.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_