Guerra en Ucrania | Así le hemos contado el día 336 de la invasión

La OTAN cree que los tanques alemanes ayudarán a Ucrania a ganar la guerra | EE UU mandará 31 blindados Abrams a Kiev| Ucrania admite que las fuerzas rusas han tomado la localidad estratégica de Soledar

Un helicóptero ucranio, en la región del Donbás, ayer miércoles.
Un helicóptero ucranio, en la región del Donbás, ayer miércoles.STRINGER (REUTERS)

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora del conflicto en Ucrania como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete.

El día 336 de la guerra ha estado marcado por la confirmación de que EE UU enviará 31 tanques Abrams a Ucrania y las consecuencias de este nuevo apoyo occidental a Kiev. El presidente estadounidense, Joe Biden, ha comunicado este miércoles la donación de estos carros de combate, valorados en 367 millones de euros (400 millones de dólares). “Esta medida mejorará la capacidad que tiene Ucrania para defender su territorio y lograr objetivos estratégicos”, ha asegurado Biden, que ha reconocido que son carros “complicados de mantener”. “Vamos a darles el material necesario para hacerlo y a formar a las tropas ucranias para integrar los tanques en su sistema de defensa”, ha añadido. La Casa Blanca ha reconocido que los blindados pueden tardar “muchos meses” en llegar a su destino.

La confirmación del envío de tanques estadounidenses llega un día después de que Alemania afirmara que también donará sus carros Leopard 2. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha asegurado que la eficacia de los tanques occidentales dependerá de “la velocidad y el volumen”. “Agradezco a todos nuestros aliados por su disposición a darnos blindados modernos e indispensables”, ha dicho Zelenski, y ha añadido que “la clave”, para derrocar a las fuerzas rusas en el campo de batalla es “mantener la velocidad y el volumen” de las entregas. “La clave ahora es (...) la velocidad de entrenamiento de nuestros militares, la velocidad de las entregas de tanques y el volumen del apoyo”, ha afirmado.

Por su parte, el Kremlin ha asegurado que los carros de combate occidentales “arderán” en Ucrania “como todos los demás”. Occidente, según el Kremlin, “sobrestima el potencial de los tanques”, ha destacado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Además, la embajada rusa en Alemania ha dicho que la decisión de Berlín agravará el conflicto. “Es extremadamente peligrosa y lleva el conflicto a un nuevo nivel de confrontación. Esta decisión también contradice las declaraciones de los políticos alemanes de que Alemania no está dispuesta a verse involucrada”, ha señalado el embajador Serguéi Nechayev.

Sin embargo, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha aplaudido la decisión de Alemania de autorizar la cesión de tanques y ha alegado que pueden ayudar a Kiev a ganar. “En un momento crítico de la guerra de Rusia” los blindados “pueden ayudar a Ucrania a defenderse, ganar y prevalecer como nación independiente”, ha apuntado Stoltenberg en un mensaje en Twitter. España se sumará a la entrega de estos tanques. El Gobierno español había condicionado a la existencia previa de un acuerdo a nivel europeo su participación en la operación para dotar a Ucrania de un sistema capaz de contrarrestar la potencia de fuego de los modernos tanques rusos.

Sobre el terreno, el ejército ucranio ha admitido que las fuerzas rusas han tomado el control de Soledar, en el este del país, dos semanas después de que Moscú anunciara que se había hecho con la localidad, situada en Donetsk, clave para el suministro de las tropas ucranias en el frente oriental. Se trata de la primera gran victoria rusa desde julio, cuando conquistó Lisichansk y Severodonetsk. En la misma zona, Las autoridades impuestas por Moscú en la provincia de Donetsk, aseguran que los mercenarios del grupo Wagner han logrado avances en los alrededores de Bajmut, uno de los focos de los combates más intensos en las últimas semanas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Finalmente, agentes de la policía nacional han detenido en Miranda de Ebro (Burgos) a un hombre de 74 años como presunto autor de los envíos de seis cartas con material pirotécnico que dispararon las alarmas antiterroristas a finales de noviembre y comienzo de diciembre. Entre los destinatarios estaban el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a las embajadas de Ucrania y EE UU en Madrid.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS