Polonia pide autorización formal a Alemania para mandar sus tanques Leopard a Ucrania

Berlín dará un respuesta a Varsovia “muy pronto” sobre el envío de carros de combate germanos, según dos ministros de Scholz. La decisión podría tomarse mañana, según Bloomberg

El ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa este martes en Berlín.Foto: FILIP SINGER (EFE) | Vídeo: EPV

Polonia ha puesto en marcha la maquinaria administrativa necesaria para obtener autorización de Alemania y poder enviar algunos de sus carros de combate Leopard 2, de fabricación germana, a Ucrania. Ya ha presentado la solicitud formal al Gobierno del socialdemócrata Olaf Scholz, según el Ministerio de Defensa polaco y fuentes comunitarias. Varsovia hace así efectiva su intención de actuar con rapidez en el suministro de unos tanques que el ejército ucranio reclama desde hace meses para defenderse de la agresión rusa y poder recuperar terreno conquistado por las fuerzas invasoras, así como para hacer frente a la nueva ofensiva que, según la OTAN, está preparando el Kremlin.

Aunque los Leopard 2 pertenecen a Polonia, necesita la autorización del país fabricante, en este caso Alemania, para reexportarlos a Kiev. La decisión se tomará “muy pronto”, han dicho dos ministros de Scholz. Según Bloomberg, que cita a fuentes conocedoras de las negociaciones, el permiso se podría conceder mañana mismo, miércoles.

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, ha hecho un llamamiento a Berlín para que se una a la coalición de países que Varsovia está impulsando para enviar tanques y aporte los que tiene. “Esta es nuestra causa común porque se trata de la seguridad de toda Europa”, ha dicho Blaszczak en las redes sociales.

Durante los últimos días, Polonia ha movilizado el debate público y ha liderado a un grupo de países en la presión a Alemania para que dé luz verde a la reexportación. Aunque Varsovia solo ha ofrecido a Kiev 14 de los alrededor de 247 Leopard 2 que tiene en su arsenal, según cifras del International Institute for Strategic Studies. Y no los regala. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha remarcado este martes que pedirá su reembolso a la UE —a través de los programas europeos para apoyar a Ucrania—, lo que ha calificado como “gesto de buena voluntad”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los Leopard 2 siguen centrando el debate del apoyo de los aliados a Kiev. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha aprovechado su visita a Berlín, donde se ha reunido este martes con el nuevo ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, para recordar a los aliados que deben hacer más y más rápido para ayudar a Ucrania a defenderse de la agresión rusa. El Ejecutivo de Scholz sigue retrasando la decisión sobre el envío de los carros de combate mientras espera un acuerdo de todos los aliados, algo que todavía no se ha producido.

El comité encargado de autorizar o denegar la reexportación de armamento alemán es el Consejo Federal de Seguridad, formado por ocho ministros y el canciller, que lo preside. Participan como asesores otros cargos como el inspector general de las Fuerzas Armadas. El Consejo no rinde cuentas ante el Parlamento. No informa de cuándo se reúne ni publica lo que decide, aunque en general la información llega a los medios de comunicación. La solicitud polaca será examinada “con la urgencia necesaria de acuerdo con los procedimientos establecidos y las pautas de exportación de armas”, señaló un portavoz gubernamental alemán.

Berlín evalúa pros y contras

“La situación sigue igual”, ha señalado Boris Pistorius esta mañana en Berlín en la comparecencia con el secretario general de la OTAN tras su reunión. Alemania todavía no ha tomado una decisión sobre el envío de los carros de combate Leopard 2 que le piden Ucrania y varios de sus socios de la Alianza Atlántica. Pistorius ha querido adelantarse a las preguntas de los periodistas y ha anunciado que el canciller Scholz sigue evaluando pros y contras de la entrega de tanques a Kiev. El ministro se ha quejado de que “a veces se olvida en la discusión pública” la contribución de Berlín a la defensa de Ucrania y ha señalado que en 2023 se destinarán 1.100 millones de euros a la compra de armamento y munición para Kiev.

Pistorius ha reiterado que en la reunión en la base de Ramstein (Alemania) la semana pasada se pudo comprobar que hay aliados que todavía dudan, aunque por ahora ningún otro país ha reconocido sus reticencias en público. “Estamos preparando la decisión, que llegará pronto”, ha señalado. Berlín no se está interponiendo en la decisión de otros socios, ha asegurado el ministro, que ha mencionado el hecho de que se va a entrenar a soldados ucranios para usar los Leopard 2, una propuesta de Polonia y Finlandia en Ramstein a la que Berlín no solo no pone reparos, sino que, según Pistorius, apoya y anima.

El ministerio de Defensa alemán, Boris Pistorius, durante la intervención conjunta este lunes con Stoltenberg en Berlín.
El ministerio de Defensa alemán, Boris Pistorius, durante la intervención conjunta este lunes con Stoltenberg en Berlín. ANNEGRET HILSE (REUTERS)

El debate sobre los ágiles tanques Leopard 2 en los últimos días y la presión de Polonia y los Estados bálticos para agilizar la decisión de Alemania ha visibilizado algunas fracturas entre los aliados en la fórmula de suministrar material militar letal a Kiev. Hasta ahora para Berlín suministrar tanques ha sido una línea roja. Este martes, cuando Rusia ha aumentado el ruido sobre lo que ha llamado falta de unidad y “nerviosismo” entre los miembros de la Alianza a cuenta de los tanques, el titular de Defensa de Alemania ha remarcado que no hay “desunión” y que Berlín se está preparando para actuar rápido en cuanto llegue el consenso.

La visita de Stoltenberg a Alemania no es solo una forma de empujón para animar a Berlín, sino también un gesto para contrarrestar la impresión de que han aparecido los primeros resquicios en la unidad de los aliados, en plena polémica sobre los tanques y cuando Polonia ha asegurado que la aprobación de Berlín es secundaria (aunque legalmente es necesaria), y que incluso sin recibirla enviará 14 de sus Leopard. A la pregunta directa de si los aliados de la OTAN suministrarán carros de combate a Ucrania, Stoltenberg ha reiterado que las conversaciones siguen en marcha, y ha dicho una frase que puede entenderse como un mensaje a Polonia, que ha sido muy agresiva en sus críticas a Alemania: “Creo que es importante proteger este espacio de consultas confidenciales entre los aliados”.

Stoltenberg: “La decisión llegará pronto”

Stoltenberg se ha mostrado convencido de que la decisión llegará “pronto” y ha elogiado el papel de Berlín en el apoyo a Ucrania. “Alemania está brindando una de las mayores ayudas militares, financieras y humanitarias”, ha asegurado. “Las armas alemanas salvan vidas en Ucrania todos los días”, ha añadido. Pero también ha dejado muy claro que se espera mayor liderazgo por parte del Gobierno de Scholz. “En este momento crucial de la guerra, debemos proporcionar sistemas más pesados a Ucrania, y debemos hacerlo más rápido”, ha urgido.

“La única forma de lograr una paz duradera es dejarle claro a [Vladímir] Putin que no ganará en el campo de batalla”, ha añadido el noruego. Y para ello las fuerzas ucranias deben poder hacer retroceder a los rusos. “No solo para sobrevivir, sino para ganar, para reclamar territorio y existir como un Estado soberano e independiente en Europa”.

Un carro de combate Leopard del Ejército polaco, durante unos ejercicios del pasado mes de marzo.
Un carro de combate Leopard del Ejército polaco, durante unos ejercicios del pasado mes de marzo. WOJTEK RADWANSKI (AFP)

Pistorius se ha defendido de las críticas al anuncio que hizo la semana pasada en Ramstein, cuando dijo que acababa de ordenar un inventario para conocer al detalle cuántas unidades de Leopard están disponibles para entrar en combate. La oposición en Berlín hizo mofa del hecho de que, casi un año después del inicio de la invasión, el Ministerio de Defensa no supiera cuántos Leopard tiene. “Por supuesto que sabemos de qué disponemos, pero hay que analizar también las capacidades de la industria, lo que tiene almacenado, y la compatibilidad de los sistemas”.

Equipos tan complejos como los Leopard necesitan más que el entrenamiento de las tropas en su uso. Si Berlín finalmente decide formar parte de una coalición que envíe tanques a Ucrania, se asegurará de que cuentan con el apoyo logístico adecuado y con los repuestos necesarios. Hay múltiples versiones y actualizaciones de los Leopard en los arsenales europeos. Muchos están fabricados por el consorcio Rheinmetall en Alemania, pero también los hay producidos en terceros países gracias a la cesión de las licencias, como es el caso de los Leopardo 2E españoles.

Mientras, el Kremlin ha vuelto a elevar el tono y ha advertido de que el suministro de tanques a Ucrania no traerá “nada bueno” y que repercutirá en las relaciones entre Rusia y Alemania. “Estas relaciones ya están en un punto muy bajo y no hay un diálogo constructivo ni con Alemania ni con otros países de la OTAN”, ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una rueda de prensa telefónica diaria citado por la agencia estatal Tass.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS