Ucrania trata de ampliar su contraofensiva a la región ocupada de Donbás

Zelenski participa en el izado de la bandera en Izium en un acto de exaltación de la campaña militar con la que han recuperado unos 8.500 kilómetros cuadrados, según Kiev

El presidente Zelenski asiste al izado de la bandera ucrania en una de las zonas recuperadas de las tropas rusas en el este del país.Foto: PRESIDENCIA DE UCRANIA (PRESIDENCIA DE UCRANIA) | Vídeo: EPV
Luis de Vega Agencias
Járkov / Izium - 14 sep 2022 - 19:44

La bandera ucrania ondea de nuevo en Izium, en la provincia de Járkov, a unos 15 kilómetros de la línea del frente del noreste, tras una ceremonia el miércoles en la que participó el presidente del país, Volodímir Zelenski, llegado por sorpresa desde Kiev para escenificar con ese acto de fuerte contenido simbólico el éxito de una contraofensiva que, según la viceministra de Defensa ucrania, Hanna Maliar, ha permitido a su ejército recuperar unos 8.500 kilómetros cuadrados de territorio de manos rusas desde el 6 de septiembre. Tras asistir con la mano en el pecho al izado de la enseña azul y amarilla frente al edificio carbonizado del Ayuntamiento, un Zelenski visiblemente emocionado prometió que esa bandera “que ya ondea en la Izium recuperada, lo hará también en todas las ciudades y pueblos ucranios”. ”Nos movemos en una sola dirección: hacia delante y hacia la victoria”, subrayó el mandatario.

Uno de los asesores de Zelenski, Oleksii Arestovych, concretó luego cuáles son algunas de esas ciudades que el ejército ucranio trata de arrebatar ahora al control ruso. Y entre las localidades que Ucrania trata de recuperar citó algunas, no ya en la región de Járkov, donde se encuentra Izium, sino más al sur, en Donbás. Arestovych confirmó que las tropas ucranias ha extendido su contraofensiva a ciudades de Donetsk y Lugansk, las dos regiones donde separatistas prorrusos, con apoyo de Moscú, proclamaron en 2014 sendas repúblicas populares independientes. El reconocimiento por parte de Rusia de estas entidades como Estados soberanos fue el preludio de la guerra desencadenada por el Kremlin al invadir Ucrania el 24 de febrero.

En un vídeo publicado en YouTube, el asesor de Zelenski precisó que sus soldados estaban intentando retomar la ciudad de Lyman, en Donetsk, a unos 175 kilómetros al sur de Járkov. “Ahora mismo se está produciendo un asalto a Lyman”, aseguró Arestovych. El colaborador del presidente ucranio anunció que sus tropas “están tratando de ganar territorio” también en la vecina Lugansk, ambas bajo control ruso.

Una mujer camina por la calle entre casas destruidas en el área recuperada de Izium, Ucrania, el miércoles 14 de septiembre.
Una mujer camina por la calle entre casas destruidas en el área recuperada de Izium, Ucrania, el miércoles 14 de septiembre.Evgeniy Maloletka (AP)
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“Y eso es lo que más temen: que tomemos Lyman y luego avanzamos sobre Lisichansk y Severodonetsk”, subrayó Arestovych, en alusión a las ciudades gemelas de Lugansk tomadas por Rusia tras feroces combates en junio y julio. Parte de las dos regiones de Donbás, aproximadamente un tercio de su superficie, estaba desde 2014 en manos de los separatistas prorrusos apoyados por Moscú, pero la guerra, que cumplió seis meses el pasado 24 de agosto, permitió a las tropas del Kremlin hacerse con el control de todo su territorio.

Denis Pushilin, el jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, la entidad separatista de esa región ucrania, confirmó la ofensiva de Kiev al sostener que las tropas leales a Moscú habían repelido a las fuerzas de Zelenski que trataban de penetrar en la ciudad de Lyman, por el norte y sur de esta localidad. “Nada ha funcionado para el enemigo”, dijo Pushilin.

Mientras, los ataques continuaron en otras regiones del este del país. En la tarde del miércoles cayeron dos misiles a las afueras de Zaporiyia, capital de la región del mismo nombre y donde se encuentra la central nuclear más grande de Europa. Fue el gobernador regional, Oleksandr Starukh, el que informó a través de su cuenta de la red social Telegram, donde acusó a los rusos del ataque y añadió que no había habido víctimas. También por la tarde se produjo un ataque sobre la ciudad de Kryvyi Rih, en la región de Dnipró, según denunció en la misma aplicación de mensajería el responsable de la administración militar, Oleksandr Vilkul.

Victor, 72 años, transporta un carro con leña para cocinar y calentar su casa temporal, Izium, el miércoles.
Victor, 72 años, transporta un carro con leña para cocinar y calentar su casa temporal, Izium, el miércoles.Evgeniy Maloletka (AP)

“Progresos significativos”

Tras la contraofensiva relámpago de las fuerzas ucranias para recuperar la quinta parte de su territorio que Rusia aún mantiene bajo ocupación militar, la Unión Europea ha dado una nueva muestra de su respaldo a la antigua república soviética. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció en el debate sobre el estado de la Unión Europea que se celebró el miércoles en Estrasburgo que viajaría a Kiev para reunirse con Zelenski, en el que es su segundo desplazamiento a Ucrania desde el comienzo de la invasión rusa, tras un primer viaje el pasado 11 de junio.

“Esto no solo es una guerra de Rusia contra Ucrania, es una guerra contra nuestra energía, nuestra economía, nuestros valores, es una guerra contra nuestro futuro. Se trata de la autocracia contra la democracia”, dijo Von der Leyen, en presencia de la primera dama ucrania, Olena Zelenska, invitada de honor en Estrasburgo, que la acompaña en su viaje a Kiev. También el presidente de Estados Unidos se refirió durante la jornada a la contraofensiva de Kiev: “Está claro que los ucranios han hecho un progreso significativo, pero es difícil decir si estamos en un punto de inflexión” aseguró Joe Biden.

El día 8, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se desplazó a Kiev en una visita, la segunda a Ucrania desde el inicio de la guerra, que se había logrado mantener en secreto. Ese mismo día, la Casa Blanca anunció una nueva partida de ayuda militar de 2.200 millones de dólares (2.207 millones de euros), para Ucrania y otros 18 Estados vecinos, “potencialmente en riesgo de ser agredidos por Rusia”, según la diplomacia estadounidense.

Militares ucranianos conducen un tanque por las calles de la ciudad, el miércoles.
Militares ucranianos conducen un tanque por las calles de la ciudad, el miércoles.Evgeniy Maloletka (AP)

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS