_
_
_
_

El mundo despide con encendidos elogios a una “reina de corazones”

La primera ministra británica declara el final de una “segunda era isabelina” de esplendor en Inglaterra tras la muerte de la veterana monarca

El rey Felipe VI, en su primera visita al Reino Unido tras su coronación, saluda la reina Isabel II en Londres en 2017.
Juan Carlos Sanz

Con una rara unanimidad en los elogios, el mundo ha despedido a Isabel II como si se marchara para siempre una parte de la historia de cada país. Los silencios han sido menos elocuentes que las elegías globales hacia una figura que ha estado presente en la vida de todas las generaciones vivas en el planeta. Reino Unido ha proclamado con solemnidad el final de toda una era, por boca de la flamante primera ministra, Liz Truss, quien declaró la conclusión de “una segunda época isabelina”, en referencia al auge y esplendor de la monarquía inglesa en el siglo XVI con Isabel I. “La corona pasa, como ha sucedido durante más de mil años, a nuestro nuevo monarca”, anunció en un comunicado la jefa de Gobierno conservadora.

El secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, fue uno de los primeros en alabar a “una buena amiga” que representaba “una presencia reconfortante durante décadas de cambios a escala mundial”. El esperado último reconocimiento en países como Canadá —”una figura constante en nuestras vidas”, dijo el primer ministro Justin Trudeau— o Australia, en los que ha seguido siendo soberana de modo apenas formal, se ha visto incluso superado por los sentidos pésames de los vecinos europeos, como “reina de corazones” en palabras del presidente francés, Emmanuel Macron, que ha dejado una huella indeleble en el siglo XX.

Las reacciones en cadena se sucedieron de inmediato a escala continental. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, envió una carta cargada de simbolismo para dar el pésame al hijo de Isabel II, el ya rey Carlos III, al frente de un Estado que abandonó la Unión por voluntad propia. “Su reinado define la historia de su país y nuestro continente”, ha asegurado la dirigente alemana tras el fallecimiento.

La reina Elizabeth II saluda a la multitud en la Plaza de la Federación durante su visita a Melbourne, Australia, en octubre de 2011.Foto: David Grosling (EFE) | Vídeo: Agenciass

El alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, destacó “el notable reinado de Isabel II, que vivió eventos clave de los siglos XX y XXI”. Borrell rindió homenaje a “su contribución única a la paz y la reconciliación”, al igual que Jens Stoltenberg, el secretario general de la OTAN, quien elogió “su liderazgo abnegado y su servicio público” y expresó sus condolencias a los “aliados Reino Unido y Canadá”. La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, fue aún más alta para definirla como “Isabel la Grande”. “Pocos moldearon la historia global como ella”, enfatizó la política maltesa.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

El canciller alemán, Olaf Scholz, alabó su papel en “la reconciliación tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial”. Y el jefe de Gobierno italiano, Mario Draghi, puso de relieve “su respeto por las instituciones y la democracia”, asegurando la estabilidad en tiempos convulsos para su país.

La Reina Isabel II durante una visita a un centro de paliativos.Foto: STR | Vídeo: REUTERS

Incluso antiguos enemigos como del Sinn Fein, que fue brazo político del IRA durante una larga etapa de violencia armada en Irlanda del Norte, agradecieron su “significativa contribución al avance de la paz y la reconciliación entre las dos islas”, en una declaración de Michelle O’Neill, viceministra principal de Irlanda del Norte y número dos del partido nacionalista irlandés.

El jefe del Estado del aliado estratégico transatlántico, Estados Unidos, se mostró consternado por la pérdida en el marco de la recíproca relación especial. El presidente Joe Biden dijo que “en un mundo en cambio constante [Isabel II] fue una presencia firme y una fuente de orgullo para generaciones de británicos”. En una excolonia más reciente, el primer ministro de India, Narendra Modi, puso como ejemplo su “dignidad y honestidad en la vida pública”.

Desde Israel, cuyo territorio permaneció bajo administración británica durante tres decenios, el presidente Isaac Herzog resaltó la llegada del final de una era. “Ella vivió la historia e hizo historia”. Y subrayó el valor del legado de una reina de Inglaterra que “permaneció estable mientras el mundo cambiaba radicalmente, como un ejemplo de moralidad y humanidad”. Abdalá II de Jordania, otra nación bajo tutela británica en el siglo XX, destacó la amistad entre ambas familias reales. El nuevo presidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed Bin Zayed, también se apresuró a despedir un “largo reinado caracterizado por la dignidad, la compasión y el compromiso para servir a su país”.

El rey Felipe da el pésame a Carlos III

Minutos después del anuncio de la muerte de la reina de Inglaterra, Isabel II, desde el palacio de Buckingham, el rey Felipe ha dirigido un telegrama de pésame al ya nuevo monarca, Carlos III. Don Felipe se ha mostrado “profundamente apenado” por la noticia del fallecimiento, y ha ofrecido al rey inglés sus “más sentidas condolencias”, mensaje que transmitió también de parte del “Gobierno y el pueblo españoles”.

En el mensaje, el Rey se dirigió al monarca inglés llamándolo “su Majestad, querido Carlos” y destacó que la reina, fallecida a los 96 años, ha sido “indudablemente testigo, ha escrito y ha dado forma a muchos de los capítulos más relevantes de la historia de nuestro mundo en las últimas siete décadas”, en referencia al largo reinado de Isabel II, que se prolongó durante 70 años y 214 días.

“Su sentido del deber, su compromiso y su vida entera dedicada al servicio del pueblo del Reino Unido y de Irlanda del Norte suponen un ejemplo para todos nosotros”, expresa el rey, que precisa que el legado de Isabel II, “sólido y valioso”, permanecerá durante “futuras generaciones”. “Os llevamos en el corazón y en el pensamiento”, señaló el Rey, en nombre suyo y de la reina Letizia. De Isabel II aseguró además: “La vamos a extrañar mucho”,

Ya la noche de este jueves, en Sevilla y durante el acto de conmemoración del 500 aniversario de la primera vuelta al mundo de Elcano y Magallanes, el rey volvió a referirse a Isabel II destacando que será recordada “como una de las mejores reinas de todos los tiempos por su dignidad, sentido del deber, coraje y entrega a su pueblo siempre y en todo momento”. “No es fácil en estos momentos trasladar fielmente nuestro sentimiento profundo, tanto personal y familiar como institucional, de pérdida ante su ausencia y de inmenso respeto por su figura y trayectoria”, añadió Felipe VI.

En un mensaje de Twitter, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expuso sus condolencias a “toda la familia real, al Gobierno y a la ciudadanía del Reino Unido y la Commonwealth” y destacó que Isabel II constituyó “una figura de relevancia mundial, testigo y autora de la historia británica y europea”. También el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, lamentó “con gran tristeza” la muerte de la monarca y transmitió su pésame al pueblo británico “en un día en el que toda una nación está de luto”.

El ministro de Asuntos Exteriores, en una intervención en Hora 25 de Cadena SER, manifestó también su pésame y sus condolencias a la familia real, a todos los británicos y miembros de la Commonwealth, pero “muy especialmente a los casi 400.000 británicos que residen en España”. En su valoración, Isabel II fue “una figura fundamental para entender cómo es el Reino Unido en el siglo XX y buena parte del siglo XXI. Compartió los momentos más dramáticos durante la Segunda Guerra Mundial, los acompañó durante la posguerra, en la entrada en la UE y en la desafortunada salida [el Brexit]”.

Preguntado por si España tiene un plan similar al London Bridge, el protocolo de preparativos en caso de muerte de un rey, Albares evitó responder. “Hemos dado muestra a los españoles de que estamos preparados siempre para cualquier contingencia que pueda ocurrir. Pero nuestro rey es un rey muy joven”, señaló.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz
Es el corresponsal para el Magreb. Antes lo fue en Jerusalén durante siete años y, previamente, ejerció como jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Autónoma de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_