Corea del Norte despide la gira de Biden por Asia con el disparo de tres misiles, uno intercontinental

El cohete ICBM alcanzó una altura máxima de 560 kilómetros y cayó en el mar a 300 kilómetros de su punto de lanzamiento

Una mujer en Seúl mira un telediario en el que se informa del lanzamiento de misiles en Corea del Norte
Una mujer en Seúl mira un telediario en el que se informa del lanzamiento de misiles en Corea del NorteKIM HONG-JI (REUTERS)

Corea del Norte ha lanzado este miércoles tres misiles balísticos de distinto alcance, uno de ellos intercontinental según las fuerzas armadas surcoreanas, horas después de que el presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, concluyera su gira de cinco días por Asia.

Según han indicado el Estado Mayor del ejército surcoreano, los tres proyectiles se dispararon en menos de una hora, entre las 6.00 y 6.42 (23.00 y 23.42 hora peninsular española del martes) desde el aeropuerto de Sunan, de doble uso civil y militar, en las afueras de Pyongyang. El primero, el de mayor envergadura y sospechoso de ser un misil intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) alcanzó una altura de 550 kilómetros y cayó a 300 kilómetros de su punto de lanzamiento en aguas del mar del Este/mar de Japón. Según el análisis preliminar de las fuerzas surcoreanas, el cohete parece haber sido capaz de modificar su trayectoria en pleno vuelo.

El segundo cohete resultó aparentemente fallido y cayó al mar tras 20 minutos de vuelo. El tercero parece haber sido un misil balístico de corto alcance (SRBM) que se elevó 50 kilómetros y recorrió una distancia de 750 kilómetros antes de caer al mar.

Se trata del lanzamiento de mayor envergadura desde que el nuevo jefe de Estado surcoreano, Yoon Suk-yeol, quedó investido en el cargo el pasado día 10. “Las continuas provocaciones de Corea del Norte solo resultarán en que el aparato disuasorio surcoreano-estadounidense se haga aún más rápido y potente, y solo conseguirán que Corea del Norte quede aún más aislada”, ha indicado la oficina del presidente en un comunicado.

Como respuesta a los lanzamientos, los ejércitos surcoreano y estadounidense iniciaron de inmediato maniobras militares que incluyeron el lanzamiento de misiles tierra-tierra.

La Casa Blanca había indicado el fin de semana que Corea del Norte parecía lista para probar un misil intercontinental durante la visita de Biden al Sur, entre el viernes y el domingo. Analistas occidentales también consideran probable que Pyongyang esté preparando una nueva prueba nuclear, la primera desde 2017 y que sería la séptima en la historia de ese país. El presidente estadounidense y Yoon acordaron en sus conversaciones entonces ampliar las dimensiones de sus maniobras militares conjuntas y estudiar el despliegue de equipos estratégicos estadounidenses si resultara necesario.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Al mismo tiempo, los dos jefes de Estado indicaron su disposición a enviar vacunas y asistencia médica inmediata a Corea del Norte, cuyo sistema de salud es muy precario y que padece una grave ola de covid que ha contagiado al menos a dos millones de personas entre una población de 28 millones. Hasta el momento, Pyongyang no ha dado respuesta a los ofrecimientos.

Desde principios de año, el régimen de Kim Jong Un ha prometido redoblar su programa de armamento nuclear y ha llevado a cabo una veintena de pruebas de misiles balísticos de distinto alcance, tras abandonar la moratoria que se había impuesto en 2018 cuando comenzó un proceso de negociación para su desarme nuclear con el entonces presidente estadounidense, Donald Trump. Aunque los dos líderes se reunieron tres veces, las conversaciones apenas arrojaron resultados.



Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS