Un avión ruso con 28 personas a bordo se estrella en las inmediaciones de la península de Kamchatka

Las autoridades informan de que se han localizado restos del fuselaje en el mar y creen que no hay supervivientes del siniestro

El avión An-26 en la ciudad de Petropavlovsk-Kamchatka.
El avión An-26 en la ciudad de Petropavlovsk-Kamchatka.RUSSIA'S EMERGENCIES MINISTRY (Reuters)

Un avión de pasajeros con 28 personas a bordo se ha estrellado este martes en el lejano oriente ruso, cuando volaba sobre la remota península de Kamchatka. Las autoridades creen que no hay supervivientes del siniestro e informan de que los equipos de emergencia han localizado restos del avión, un Antonov An-26 de fabricación soviética, cerca del Mar de Ojotsk, en el Pacífico. Los controladores habían perdido el contacto con la aeronave, de la compañía Kamchatka Aviation Enterprise, poco antes de la hora en la que estaba programado que aterrizara en el aeropuerto de la ciudad de Palana —cerca de la costa occidental— que estaba bajo una densa niebla. En el avión, que había salido de la capital regional, Petropavlovsk-Kamchatski, viajaban 22 pasajeros, entre ellos dos niños, y seis miembros de la tripulación.

Más información
62 muertos en un accidente de avión en el sur de Rusia

La agencia estatal de aviación de Rusia, Rosaviatsiya, ha informado de que se han hallado partes de la aeronave a unos cinco kilómetros de la pista del aeropuerto de Palana. Además, las autoridades han localizado restos del fuselaje en la ladera de una montaña y también en el mar de Ojotsk. Los indicios muestran que el Antonov, que cubría una ruta de 700 kilómetros, se estrelló contra un acantilado, según comentó Serguéi Gorb, subdirector de la compañía aérea, que aseguró que el aparato se mantenía “en total conformidad con las normas de seguridad”.

El avión estaba en funcionamiento desde 1982, según la agencia estatal Tass, que informó que antes había operado también en África para Air Mali y para la ONU. Volaba en Kamchatka desde 2013 y tenía certificación para volar hasta el 30 de agosto de este año, según Tass. Kamchatka Aviation, que da servicio a siete localidades desde la capital Petropavlovsk-Kamchatski, tiene una flota de aviones An-26 y Yakovlev Yak-40.

El gobernador de la escasamente poblada región de Kamchatka, Vladímir Solodov, explicó en un comunicado que la hipótesis más probable es que el accidente ocurriese durante la aproximación para el aterrizaje con “poca visibilidad”. Entre los pasajeros se encontraba la jefa del gobierno local de Palana, Olga Mojireva.

Se han movilizado un equipo de búsqueda de los cuerpos y dos helicópteros, pero la misión está siendo complicada porque el terreno es montañoso y de acceso difícil, sobre todo de noche, según explicó el gobernador de Kamchatka, una región que se caracteriza por su paisaje agreste y sus volcanes activos, y en la que las malas carreteras y la orografía dificultan el transporte.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Rusia cuenta con un largo y triste historial de accidentes aéreos, sobre todo en la década de 1990. Pero desde que ha ido paulatinamente renovando su flota de aviones y cambiando los envejecidos modelos soviéticos por otros más modernos ha mejorado significativamente sus datos de seguridad aérea. Todavía siguen volando decenas de aparatos de diseño soviético, y algunos, sobre todo de las aerolíneas regionales, han estado involucrados en siniestros en el país euroasiático y en el extranjero.

Los problemas de mantenimiento y, en ocasiones, el cumplimiento laxo de las normas de seguridad siguen siendo un problema y varios accidentes de avión han marcado estos últimos años. El último siniestro grave se remonta a mayo de 2019, cuando un Sujói Superjet de la aerolínea nacional Aeroflot se incendió mientras realizaba un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Sheremetievo de Moscú. Murieron 41 personas.

En febrero de 2018, un Antonov An-148 de Saratov Airlines se estrelló poco después de despegar cerca de Moscú; las 71 persona que viajaban a bordo fallecieron. Una investigación determinó que el origen del accidente fue un error humano.

El transporte aéreo también está sujeto a condiciones de vuelo a menudo difíciles en regiones remotas del Ártico y el lejano oriente, donde los aviones y helicópteros son los medios de transporte preferidos para unir ciudades y pueblos.

Sobre la firma

María R. Sahuquillo

Corresponsal en Moscú, desde donde cubre Rusia, Ucrania, Bielorrusia y el resto del espacio post-soviético. Antes, fue enviada especial para grandes coberturas y se ocupó de los países de Europa Central y Oriental. Ha desarrollado casi toda su carrera en EL PAÍS y además de temas internacionales está especializada en asuntos de igualdad y sanidad.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS