Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estallan las protestas en Teherán por el derribo del avión ucranio

Las autoridades de la República Islámica detienen durante unas horas al embajador británico acusado de alentar a los manifestantes en la capital iraní

Varios manifestantes iraníes se congregan frente a la universidad Amri Kabir contra el Gobierno, el 11 de enero de 2020.
Varios manifestantes iraníes se congregan frente a la universidad Amri Kabir contra el Gobierno, el 11 de enero de 2020. Getty Images

Centenares de iraníes se han congregado este sábado en las inmediaciones de la Universidad Amirkabir, en Teherán, para protestar en contra del Gobierno de Hasán Rohani y de la gestión del derribo, el pasado miércoles, del avión de Ukraine International Airlines en el que murieron los 176 ocupantes, entre viajeros y tripulación. En las protestas, además, fue arrestado durante unas horas el embajador del Reino Unido en Irán, según ha confirmado el Gobierno británico. La agencia de noticias iraní Tasnim dice que el diplomático está acusado de instigar las protestas, según recoge Reuters. Este domingo, el propio diplomático, Rob Macaire, ha agradecido a través de Twitter los apoyos recibidos y ha negado tajante su participación en las manifestaciones. 

El presidente de EE UU, Donald Trump, sigue "de cerca" las protestas en Teherán, según ha anunciado él mismo en su cuenta de Twitter.

Según el diario británico The Guardian, los asistentes a las protestas pedían a voz en grito la dimisión del mandatario, que esta misma mañana admitió que el avión fue derribado por error por sus Fuerzas Armadas en plena escalada de tensión entre Estados Unidos y el país persa, que ha mantenido en vilo al mundo entero en una región tradicionalmente inestable. "La renuncia no es suficiente, necesitamos enjuiciamientos", corearon, según el mismo diario. 

Muchos de los universitarios allí congregados portaban velas en recuerdo de las víctimas fallecidas (82 de las 176 eran de Irán) a causa de un misil tierra-aire de fabricación rusa, pero que fue lanzado por error por el Ejército iraní al pensar que el avión comercial era en realidad uno "hostil", según han informado las autoridades de la república islámica. El suceso se produjo horas después de que Teherán lanzara un ataque con misiles a dos bases en Irak que albergan soldados y efectivos estadounidenses como forma de venganza por el asesinato por parte de EE UU del número dos del régimen iraní, Qasem Soleimani, el 3 de enero.

Incluso el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, se hizo eco en Twitter de las protestas en la Universidad en pleno centro de la capital iraní. "La voz del pueblo iraní es clara. Están hartos de las mentiras del régimen, la corrupción, la ineptitud y la brutalidad del IRGC [Guardia Revolucionaria] bajo la cleptocracia de @khamenei_ir. Estamos con el pueblo iraní que merece un futuro mejor", dijo en un tuit en el que adjuntó un vídeo de la manifestación.

Por su parte, el líder del Movimiento Verde de Irán, en la oposición, Mehdi Karroubi, pidió también la dimisión de la máxima autoridad del país, el ayatolá Ali Jamenei. En un comunicado publicado en la Red, y recogido por Reuters, Karroubi se pregunta por qué las autoridades iraníes tardaron tanto tiempo (tres días) en informar al público sobre las verdaderas razones por las que se estrelló el avión.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >