El expresidente argentino Carlos Menem, en coma inducido tras sufrir una complicación renal

El exmandatario de 90 años permanece hospitalizado desde hace once días en Buenos Aires

Imagen de archivo del expresidente de Argentina, Carlos Menem.
Imagen de archivo del expresidente de Argentina, Carlos Menem.Servicio Ilustrado (Automático) / Europa Press

El expresidente argentino Carlos Menem, de 90 años, se encuentra en grave estado de salud tras haber sufrido una complicación renal, según han informado medios locales. Fuentes del entorno familiar del exmandatario han contado que los médicos de la clínica donde lleva diez días hospitalizado le habían detectado una elevada dosis de potasio en la sangre que obligaba a someterle a una diálisis para impedir que el cuadro se agravara. Debido a su delicado estado y avanzada edad, el jueves optaron por inducirle un coma. El jueves, las mismas fuentes declararon al diario La Nación que se había logrado “estabilizar el nivel de potasio” y, a pesar del cuadro de gravedad, la situación había dejado de empeorar.

El veterano político peronista está ingresado desde la semana pasada en la unidad coronaria de la clínica Los Arcos, en Buenos Aires, debido a una infección urinaria que se complicó con problemas cardíacos. “Papá está luchándola, estamos acompañándolo. Somos creyentes y nos encomendamos a Dios todo poderoso”, tuiteó su hija Zulema el pasado 18 de diciembre. Aquel día el equipo médico había logrado estabilizar al expresidente después de padecer complicaciones cardíacas, pero la víspera de Navidad volvió a empeorar al sufrir una descomposición renal.

Menem ya estuvo internado en otras dos ocasiones a lo largo de 2020: en junio, por un cuadro de neumonía que obligó a trasladarlo a la unidad de cuidados intensivos de la misma clínica y al mes siguiente para realizarle varios estudios. Cumplió 90 años el 2 de julio, mientras se encontraba hospitalizado.

Abogado de profesión, fue presidente en dos mandatos consecutivos, de 1989 a 1999, después de haber sido gobernador de su provincia natal, La Rioja, en el noroeste de Argentina. Desde 2005 se desempeña como senador por la misma provincia y, a pesar de su frágil salud, Menem ha participado en las sesiones virtuales de la Cámara Alta a lo largo de este año marcado por la pandemia. Reelegido en 2017 por tercera vez y con mandato hasta 2023, el cargo le ha permitido eludir las condenas de cárcel por tráfico de armas con Croacia y Ecuador –de la que después fue absuelto– y por corrupción.

Nacido en la localidad riojana de Anillaco en 1930, Menem ganó las elecciones presidenciales en 1989 con la promesa de una “revolución productiva” con la que sacar al país de una grave crisis económica marcada por la hiperinflación. El sucesor de Raúl Alfonsín aplicó políticas ultraliberales, impuso la convertibilidad uno a uno entre el peso y el dólar y realizó numerosas privatizaciones de empresas públicas, entre ellas la telefónica Entel, Aerolíneas Argentinas, la petrolera YPF y la Casa de la Moneda.

La economía creció, se disparó el turismo exterior gracias a la paridad cambiaria y también las importaciones. Pero los desequilibrios económicos acumulados durante años comenzaron a sentirse a partir de 1998 y estallaron en la grave crisis económica y social del corralito tres años después. En 2003, Menem se presentó de nuevo como candidato presidencial, pero cayó ante Néstor Kirchner. Fue entonces cuando se retiró a su provincia natal y volvió a la política como senador, un cargo que le ha mantenido a salvo de la prisión.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50