CDU

La CDU elegirá al sucesor de Merkel en un congreso digital a mediados de enero

Los tres candidatos que compiten por liderar el centro-derecha alemán debaten ante los militantes del partido

Los tres candidatos a la presidencia de la CDU de izquierda a derecha Friedrich Merz, Norbert Röttgen y Armin Laschet en la sede del partido en Berlín, este lunes.
Los tres candidatos a la presidencia de la CDU de izquierda a derecha Friedrich Merz, Norbert Röttgen y Armin Laschet en la sede del partido en Berlín, este lunes.Bernd von Jutrczenka / POOL / EFE

Finalmente habrá congreso digital del centro-derecha alemán para elegir a su nuevo líder y será a mediados de enero. Tras varios retrasos por la pandemia, la Unión Democrática Cristiana (CDU) ha optado por celebrar en la Red un congreso clave para la historia del partido y de Alemania. En él se elegirá al hombre -no hay candidatas- que dirigirá el partido después de Angela Merkel haya ocupado la Cancillería alemana durante más de tres lustros. La carrera por la sucesión está a abierta a estas alturas sin que ninguno de los aspirantes acabe de despuntar. El lunes por la noche, los tres candidatos, -Norbert Röttgen, Friedrich Merz y Armin Laschet- celebraron un debate digital, en el que reinó la armonía y despejó pocas incógnitas sobre el futuro del partido.

La CDU, que gobierna en gran coalición con los socialdemócratas, es con diferencia el partido que atesora una mayor intención de voto, según las encuestas. Los electores han apoyado hasta ahora la gestión de la pandemia por parte de sus dirigentes y en especial de la canciller, Angela Merkel. Pero en septiembre del año que viene, Merkel se retira y se celebrarán elecciones en las que el partido aspira a contar con un candidato a canciller capaz de mantener ese apoyo. De momento, no lo hay. Quien gane en el congreso de enero cuenta además con muchas papeletas para ser candidato a la cancillería. Antes debe recabar el visto bueno de la CSU, el partido-hermano bávaro, cuyo líder, Markus Söder, ha ido creciendo políticamente en esta pandemia hasta ser el preferido por muchos electores como futuro canciller alemán.

El lunes por la noche los tres candidatos respondieron desde un plató instalado en la sede del partido en Berlín a las preguntas que enviaban los militantes. Los tres parecían competir por ser los más ecológicos, los más jóvenes, los más feministas y los más digitales. Más que un debate pareció una sesión introspectiva en la que los aspirantes se preguntaban una y otra vez qué es la CDU y cómo quieren perfilar el partido para dotarlo de una nueva identidad, que adivinan desdibujada. Fueron 90 minutos en los que reinó la cordialidad y quedó claro que la consigna es exhibir unidad de partido. A ratos, parecían intercambiables. Los políticos son conscientes de que ventilar rivalidades políticas podría resultar contraproducente y percibido como trivial en un momento de ansiedad colectiva ante el avance de la segunda ola pandémica en el país.

La de enero será una cita puramente digital y descentralizada, con un voto final por correo. “Por clara mayoría, la ejecutiva de la CDU votó a favor de mantener un congreso digital”, indicaban este lunes fuentes del partido. Llegar a un acuerdo sobre el procedimiento técnico de la convocatoria ha sido complicado en parte por los temores a un posible ciberataque. “Todos los hackers del mundo y las agencias de espionaje se harían con su más preciado tesoro en 2021 si lograran manipular el congreso de la CDU y la elección de su presidente”, estimaba recientemente Merz en un encuentro con corresponsales extranjeros.

A primera vista y salvo sorpresas de última hora, se trata de elegir entre una paleta de candidatos monocolor: todos son hombres, todos del oeste de Alemania, en concreto de Renania del Norte-Westfalia, todos son heterosexuales y con tres hijos. Las diferencias no obstante, son notables y determinantes. Porque en el congreso está en juego el liderazgo de la CDU, pero está sobre la mesa la identidad de un partido que con Merkel ha virado sin complejos hacia el centro. Si salen elegidos Röttgen o Laschet, en principio la continuidad ideológica estaría garantizada. Si triunfa Merz, en las antípodas de Merkel, se espera un giro a la derecha y una operación seducción a los votantes migrados a la ultraderecha (AfD).

Político del pasado

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Röttgen es un veterano político, exministro y actual presidente de la Comisión de Exteriores del Bundestag. Laschet gobierna en Renania del norte-Westfalia, el Land más poblado de Alemania y es en principio el favorito del aparato, aunque sin embargo no acaba de convencer a los votantes. Merz es sin duda el outsider; un asesor financiero millonario que en 2009 abandonó la política y dio el salto al sector privado. Es un político del pasado con hambre de futuro. “Hay algunos que anhelan un regreso a la vieja CDU, la de hace 20 años. Esa es una ruptura pero hacia atrás”, sostenía con sorna Laschet durante un encuentro con periodistas extranjeros este lunes en una clara alusión a la promesa de Merz de devolver la Unión a sus esencias.

La noticia de que el congreso ya tiene fecha son buenas sobre todo para Merz. El candidato no oculta su impaciencia y hace meses que pide que la elección se celebre cuanto antes. Merz es consciente de que el viento sopla a su favor. De que las encuestas le sitúan como el favorito y quiere materializar ese apoyo antes de que se desvanezca. A esas encuestas, les ha restado valor este lunes Laschet, porque en ellas se pregunta a los votantes. Pero la decisión en el congreso corresponde a los denominados “delegados”. Son 1.001 miembros del partido cuyo parecer no tiene por qué coincidir con el de los encuestados. De ellos se dice a menudo que su voto es más conservador en el sentido literal de la palabra. Muchos tienen puestos en Parlamentos u oficinas que perderían si su partido se desploma. Estarían en principio poco dispuestos a arriesgar.

Archivado En:

Más información

Friedrich Merz, el 25 de febrero en Berlín tras anunciar su candidatura.

FRIEDRICH MERZ | Candidato al liderazgo de la CDU

El lobo solitario que quiere liderar la CDU alemana
El candidato a liderar el centroderecha alemán, Norbert Röttgen, el pasado febrero, en Berlín.

NORBERT RÖTTGEN | Presidente de la comisión de Exteriores del Bundestag y candidato a líder de la CDU

“La mayor parte del fondo de reconstrucción debe ser para subsidios, no créditos”

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50