Arranca la Convención Demócrata: preguntas y respuestas sobre la gran fiesta (virtual) de Joe Biden

El coronavirus ha convertido la proclamación del candidato a enfrentarse a Donald Trump en las elecciones de noviembre, que empieza este lunes, en una insólita fiesta virtual de cuatro días

Cartel de la Convención Demócrata en Milwaukee.
Cartel de la Convención Demócrata en Milwaukee.SCOTT OLSON / AFP

Este lunes empieza la Convención Nacional Demócrata, el primero de los cónclaves de los dos grandes partidos estadounidenses, de los que saldrán oficialmente confirmados los candidatos para las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre. La pandemia del coronavirus ha transformado la recta final de la campaña, incluidas las convenciones que se convertirán en un espectáculo casi enteramente virtual.

¿Qué es la Convención Nacional Demócrata?

Es una convención que el Partido Demócrata de Estados Unidos celebra cada cuatro años, desde 1832, para nominar oficialmente a sus candidatos a presidente y vicepresidente para las elecciones. A ese objetivo principal se suma el de consensuar un programa electoral y unir al partido después de la temporada de primarias. A los candidatos los eligen los delegados y superdelegados del partido, procedentes de todo el país. La de 2020 arranca este lunes, una semana antes de que se celebre la del Partido Republicano.

¿Pero el candidato a presidente no era Joe Biden? ¿Y su candidata a vicepresidenta no era Kamala Harris?

Lo son de manera no oficial, porque Joe Biden ya no tiene rivales y ha ganado el proceso de primarias. Y la semana pasada eligió a su exrival Kamala Harris, senadora por California, como candidata a vicepresidenta. Pero no serán candidatos oficiales hasta que lo voten los delegados y superdelegados y ellos pronuncien su discurso de aceptación.

¿Es ese evento en el que llueven globos desde el techo del centro de convenciones sobre una multitud eufórica?

Sí, pero este año será diferente por culpa de la pandemia del coronavirus, de la que Estados Unidos se ha convertido en epicentro. La crisis sanitaria no solo obligó a retrasar la convención, que estaba prevista para mediados de julio, sino que ha forzado a convertirla en un evento casi enteramente virtual. Habrá un centro de operaciones en Milwaukee (Wisconsin), en un reciento más pequeño del inicialmente previsto. Pero la mayoría de los discursos, incluidos los de adaptación de los candidatos, serán pronunciados desde otros lugares. La duración de las jornadas ha sido recortada. Y la asistencia se verá dramáticamente reducida.

¿Será, entonces, un espectáculo mucho más pobre?

El objetivo del Comité Nacional Demócrata es que no lo sea. Hacer de la necesidad virtud para que Joe Biden no se quede sin una fiesta en toda regla. Para ello, han organizado un despliegue con 400 profesionales repartidos por centros de operaciones en Nueva York, Los Ángeles, Milwaukee y Wilmington (Delaware), donde reside Biden, que retransmitirán con toda la ambición técnica cientos de discursos en directo desde casas, monumentos y escenarios montados por todo el país. Se conectará también con delegados en sus casas, para ofrecer en vivo reacciones a los discursos como si estos se produjeran con público. Habrá actuaciones musicales a cargo de artistas como Billie Eilish o The Chicks (antes conocidas como Dixie Chicks), testimonios de votantes y pequeñas piezas documentales que enriquecerán los programas nocturnos de dos horas de duración, que las cadenas de televisión nacionales emitirán parcialmente. Los amantes de la televisión tendrán la oportunidad de ver un espectáculo totalmente nuevo, diferente e imprevisible.

De acuerdo, ¿pero cuándo hablan Biden y Harris?

Los discursos serán entre las 21.00 y las 23.00, hora de la costa este de Estados Unidos. El de Joe Biden es el jueves. El de Kamala Harris, el miércoles.

¿Algo más que no me deba perder?

El lunes ya empieza fuerte con el discurso, entre otros, de Bernie Sanders. Ídolo del ala izquierda del partido, el veterano senador por Vermont fue el candidato que más batalla le plantó al centrista Biden, y ya en 2016 presentó una dura competencia a Hillary Clinton. Uno de los grandes retos de la candidatura demócrata es movilizar a todo ese sector izquierdista, mayoritariamente joven. Para ello, desde la retirada de Sanders de la carrera, Biden ha incorporado al senador y a su gente en equipos de trabajo para definir la postura del partido en algunos de los temas clave. Pero la elección como candidata a vicepresidenta de Kamala Harris, ubicada también en el sector moderado, plantea retos a la candidatura para ilusionar a esos partidarios de Sanders. También el lunes habla la ex primera dama Michelle Obama, cuyo tirón no ha hecho sino multiplicarse con el éxito de su libro de memorias Becoming. El martes será el turno de otra de las estrellas indiscutibles del firmamento demócrata, la joven congresista Alexandria Ocasio-Cortez. También hablarán el martes la esposa del candidato, Jill Biden, y el expresidente Bill Clinton. El miércoles, además de Harris, hablarán, entre otros, la excandidata y ex secretaria de Estado Hillary Clinton, la senadora y exaspirante en las primarias Elizabeth Warren y el expresidente Barack Obama. Y el jueves, telonearán a Joe Biden, entre otros, sus exrivales en las primarias Pete Buttigieg y Andrew Yang.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50