LA BRÚJULA EUROPEAAnálisis
i

De Rossini a Salvini, la forja de los europeos

El sentimiento de identidad europeo se ha expandido de pequeñas élites culturales a amplias capas de la sociedad, pero afronta un grave reto con el naconalismo en tiempos de pandemia

Matteo Salvini se hace un selfi con dos mujeres, este viernes en Milano Marittima (Italia).
Matteo Salvini se hace un selfi con dos mujeres, este viernes en Milano Marittima (Italia).Stefano Cavicchi / EFE

La vida va en sístoles y diástoles. Y así mismo ha ido, a lo largo de milenios, el proceso de formación de un demos europeo al lado de las identidades nacionales, regionales o locales. Fases de expansión, progreso y fluidez se han turnado con fases de contracción, retroceso y fricción. ¿En qué fase vivimos ahora? ¿Acabarán siendo dominantes la fuerza desgarradora de los colapsos económicos y sanitarios; el instinto del sálvese quien pueda? ¿O el impulso integrador de cerrar filas y responder de forma solidaria al descomunal reto?...

Más información

Lo más visto en...

Top 50