Banco de Inglaterra

La justicia británica respalda la negativa del Banco de Inglaterra a entregar a Maduro las reservas de oro

El Tribunal Superior ratifica la legitimidad de Guaidó como presidente interino de Venezuela

Juan Guaidó se reúne con representantes sindicales en Caracas, el pasado febrero.
Juan Guaidó se reúne con representantes sindicales en Caracas, el pasado febrero.Ariana Cubillos / AP

La disputa entre el Gobierno de Nicolás Maduro y el Banco de Inglaterra (BdeI) en torno a las reservas de oro que Venezuela mantenía en la caja fuerte de la entidad (por valor aproximado de 887 millones de euros) ha tenido como consecuencia un refuerzo de la legitimidad internacional del líder de la oposición del país, Juan Guaidó. El Tribunal Superior (High Court) ha rechazado la entrega a Caracas de las reservas solicitadas y ha recordado en su sentencia de este jueves que el Gobierno británico ha reconocido a Guaidó como presidente interino del país.

La decisión supone un triunfo para Guaidó, pero ni es la última palabra sobre el asunto ni supone luz verde para que el líder de la oposición y su equipo puedan disponer de las reservas de oro. Se trata más bien de la resolución de una cuestión preliminar al litigio: ¿Puede el tribunal británico entrar a juzgar la validez legal, según la justicia venezolana, de las decisiones de Guiadó? En este caso concreto, el presidente de la Asamblea Nacional había nombrado una Junta Directiva con autorización para dar instrucciones concretas, en nombre del Banco Central de Venezuela, al Banco de Inglaterra. El Tribunal Superior británico echa mano de su propia jurisprudencia para asegurar que no puede entrar a valorar la legalidad de esta decisión, como reclamaba el Gobierno de Maduro. Se limita exclusivamente a señalar el reconocimiento por parte de Londres del líder venezolano como presidente constitucional interino del país, y por tanto a considerar su reclamación en el litigio como “válida y eficaz sin posibilidad de investigación judicial”.

El Ejecutivo de Maduro había reclamado la devolución del oro para transferirlo al Programa de Ayuda al Desarrollo de Naciones Unidas, y facilitar así la compra “de material sanitario, medicinas y alimentos básicos” que permitieran la lucha contra la pandemia del coronavirus. El BdeI, junto con la Reserva Federal de Estados Unidos, es el mayor custodio internacional de reservas de oro. Retiene en sus cámaras unos 400.000 lingotes, por valor de más de 200.000 millones de euros.

El Gobierno de Venezuela ha presentado como un éxito la gestión de la pandemia, aunque sus cifras han sido cuestionadas por los expertos médicos y por la oposición. La ONU lo ha identificado como “país prioritario” en su lucha contra el virus, por la debilidad de su sistema sanitario.

El equipo legal de Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente interino de Venezuela por casi 60 países, argumentó en contra de la entrega. La vista, que ha durado cuatro días, ha supuesto un duro revés para el chavismo. “El Gobierno de Su Majestad [en referencia al Gobierno británico] ha reconocido al Sr. Guaidó en su capacidad de presidente constitucional interino de Venezuela, y por consiguiente, no reconoce al Sr. Maduro como presidente constitucional interino de Venezuela”, ha escrito el juez ponente Nigel Teare. “Sea cual sea la base de ese reconocimiento, el Gobierno de su Majestad ha reconocido de modo inequívoco al Sr. Guaidó como presidente de Venezuela”.

La representación jurídica del Gobierno de Maduro ha argumentado durante el proceso que, a efectos prácticos, Londres seguía considerando al Ejecutivo de facto del país como su actual interlocutor. La embajadora de Venezuela en el Reino Unido, Rocío Maneiro, se mantiene al frente de la delegación y el representante oficial británico, Andrew Soper, continúa en su puesto en Caracas. Reconocer ahora a Guaidó como jefe de Estado, ha dicho el abogado Nicholas Vineall, “sería una intervención intolerable en los asuntos de Venezuela” que tendría el carácter de “ilegal bajo la ley internacional”.

El equipo legal del Gobierno de Maduro ha anunciado ya su intención de recurrir la sentencia. “El Banco Central de Venezuela (BCV) solicitará autorización de la corte para recurrir esta sentencia, que ignora por completo la realidad sobre el terreno”, ha dicho Sarosh Zaiwalla, que representa al BCV.

Más información

Lo más visto en...

Top 50