Pakistán

Siete muertos en el asalto a la Bolsa de Karachi, la capital económica de Pakistán

Un grupo separatista de Baluchistán se atribuye el ataque, en el que utilizaron rifles y granadas

La policía examina los cuerpos de los terroristas que este lunes han atacado la Bolsa de Karachi (Pakistán).
La policía examina los cuerpos de los terroristas que este lunes han atacado la Bolsa de Karachi (Pakistán).Muhammad Ikram Suri / AP

Cuatro hombres armados han irrumpido a tiros al inicio de la sesión este lunes en la Bolsa de Karachi, la mayor de Pakistán. Los asaltantes, que llevaban rifles automáticos y granadas de mano, han matado a dos guardias de seguridad y a un policía y herido siete personas más antes de ser abatidos. De la acción, que no ha detenido las operaciones del mercado de valores, se ha responsabilizado el Ejército de Liberación Baluche, un grupo separatista de la vecina provincia de Baluchistán.

Los atacantes llegaron a la sede del PSX, como se conoce a la Bolsa de Karachi, poco antes de las diez de la mañana (tres horas menos en la España peninsular), lanzaron una granada desde la entrada y se abrieron paso a tiros antes de que llegaran las fuerzas de seguridad, según un comunicado policial del que se hacen eco los medios paquistaníes. Los terroristas también llevaban abundante comida en sus mochilas, lo que parece indicar que planeaban la toma del parqué.

“La Brigada Majeed del Ejército de Liberación Baluche ha llevado a cabo un ataque de sacrificio contra el mercado de valores de Karachi. Nuestros combatientes están dentro del edificio y han tomado el control del área”, aseguraba el grupo insurgente en Twitter mientras la operación policial aún estaba en marcha. Su cuenta ha sido suspendida poco después. Las autoridades no han reaccionado al anuncio.

Aunque no es posible establecer la autenticidad de esa reclamación, el BLA (como se conoce al grupo por sus siglas inglesas) lleva décadas luchando por la independencia de Baluchistán, la mayor y la menos desarrollada de las cuatro provincias de Pakistán. Aunque formalmente se fundó en el año 2000, sus raíces arrancan de la insurgencia etnonacionalista baluche de los años setenta del siglo pasado y se le considera heredero del Movimiento por un Baluchistán Independiente. Los separatistas siempre se han quejado de la explotación de su región, rica en recursos minerales y gas, por el resto del país.

“No hay duda de que ha sido un atentado terrorista y quiero agradecer a los guardas de seguridad que han muerto en acto de servicio (…) y han impedido que los terroristas entraran hasta la llegada de la policía”, ha asegurado el presidente del comité del PSX, Sulaiman S. Mehdi, citado por el diario Dawn. Mehdi, que no ha identificado a los responsables, también ha asegurado que “la Bolsa no ha cerrado ni un minuto”. Su principal índice, el KSE-100, cayó inicialmente 220 puntos, pero luego se recuperó y al cierre superaba la cotización previa a la apertura.

La Brigada Majeed que ahora se atribuido el atentado también se responsabilizó del ataque contra el consulado de China en Karachi en 2018. El Gobierno de Pekín tiene en Baluchistán varios proyectos de infraestructuras vinculados a su iniciativa Belt and Road, algo así como una moderna ruta de la seda. En el pasado, Karachi, la capital de la provincia de Sindh y la mayor ciudad de Pakistán, también ha sido objeto de la ira de los extremistas islámicos, pero en los últimos años estos se han reducido a la par que el Ejército intervenía contra los feudos de varios grupos en la frontera con Afganistán.

Tanto las cadenas de televisión como las redes sociales han difundido vídeos grabados por algunos testigos en los que se ven las escenas de pánico y el caos inicial. En el complejo de la Bolsa trabajan, además del personal del mercado de valores, empleados de las agencias de inversión, aunque debido a la pandemia su número era más reducido de lo habitual.

Lo más visto en...

Top 50